Cómo funcionan los anuncios de Instagram

Quizá hayas hablado con tu madre, en persona, mientras tenías el móvil en la mano sobre el coche de tus sueños. Y, sin darte cuenta, pasando de story en story en Instagram, te encuentras con publicidad sobre coches. No es para nada casual. Tras ese anuncio hay toda una ingeniería de datos privados, empresas interesadas y la mismísima Facebook haciendo de las suyas. Pero ¿sabes cómo funcionan los anuncios de Instagram en realidad?

Nada es casual en redes sociales. Los algoritmos y la ingeniería que hay detrás de cada función están muy bien pensados para que todo sea intencionado. Desde las sugerencias de amistad, hasta el tipo de contenido que aparece como aleatorio, sin olvidarnos de la publicidad. Pero lo peculiar en esto último es que suelen darse casos de lo más variopintos. Y nunca estamos seguros de cómo aplicaciones como Instagram o Facebook saben de lo que hemos estado hablando. Pues bien, hay quien ha querido destapar esto.

Estás dando información constantemente a Facebook

Ahora sabemos un poco más cómo funcionan los anuncios de Instagram gracias a la publicación de la aplicación de mensajería Signal en su blog. Una campaña para llamar la atención sobre esta aplicación de mensajería si te interesa mantener tu privacidad en lugar de utilizar alternativas como WhatsApp, que también depende de Facebook.

publicidad de instagram

Resulta que Signal quiso hacer visibles qué datos ofrecen los usuarios de Instagram, WhatsApp y Facebook de forma poco consciente a través de la propia publicidad. Para ello diseñó unos anuncios sin imágenes pero con texto que recoge información cedida por el propio usuario. De esta forma, en lugar de mostrar un bonito coche según las búsquedas del usuario, mostraban un texto en el que se indicaba que estaba interesado en un tipo de coche concreto, que vivía en un lugar determinado y que además se dedicaba a cierta profesión. Todo ello para generar concienciación en torno a la información que Facebook, como propietaria de Instagram, recoge de los usuarios para vender a otras empresas y dirigir publicidades más concretas.

Pues bien, la campaña de Signal no salió del todo bien. A pesar de haber comprado los anuncios para mostrar estos textos personalizados a diferentes usuarios de Instagram Facebook decidió cancelar dicha publicidad. Para Signal es un hecho que Facebook usa esa infraestructura para enriquecerse vendiendo datos de los usuarios con los que terceras empresas dirijan su publicidad de forma más directa. Sin embargo, también quieren constatar que Facebook quiere ocultar esta práctica. Y es que piensan que Facebook canceló su anuncios por mostrar estos datos recogidos de los usuarios en lugar de una foto o un texto promocional como es habitual.

facebook-instagram-anuncios-signal-02

Sea como sea, lo que queda patente es que los usuarios de aplicaciones y redes sociales estamos constantemente ofreciendo información que Facebook y otras compañías aprovechan a su favor. Y no, no son datos fiscales. Son otros elementos mucho más casuales de los que, en la mayoría de los casos, no somos conscientes de que ofrecemos libre y gratuitamente.

Qué datos recoge Instagram (y por tanto Facebook)

Lo interesante con todo este caso de Signal, y lo que deja a la vista, es que Facebook recopila toda clase de datos del usuario. Muchos de ellos no nos damos cuenta de compartirlos porque son meras búsquedas o pulsaciones en enlaces que nos pasan a través de WhatsApp, Facebook o Instagram. Pero todo se recopila y se utiliza.

facebook-cierra-apps-01

De esta forma, y según los anuncios creados por Signal para Instagram, donde es más visible, Facebook recogería datos como nuestra ocupación laboral, nuestra edad, el lugar de residencia, los intereses en temas según búsquedas, nuestras actividades cotidianas, el estado civil, gustos en general… Detalles que ayudan a crear un perfil y, sobre todo, que enriquecen a empresas como Facebook al venderlas a otras que quieren hacernos llegar sus anuncios y publicidades de forma mucho más directa con el fin de que compremos sus productos.

¿Y tú, eras consciente de toda esta información que transmites mediante tus perfiles, conversaciones, me gustas y demás actividades en Instagram, WhatsApp y Facebook?