tinder-super-like-03-1

Ya sabrás, o deberías saber, que Tinder es algo más que una aplicación para ligar. Y es que no son pocos los casos de timos y estafas que se suceden mientras algún alma cándida busca el amor de su vida. Pero no es culpa de la víctima, sino del estafador. Cada vez son más elaboradas e ingeniosas las técnicas y los bulos para estafar a los usuarios que buscan pareja en esta aplicación. Da igual si es un bot que alguien ha creado por diversión, para hacer Spam de algún otro servicio o herramienta, o incluso algún estafador para robar tus datos personales o conseguir que le mandes dinero. Sea como fuere hay claves y red flags que deberías conocer para evitar encontrarte con un perfil falso y ser víctima de un timo de corazones solitarios. Así es cómo puedes saber si un perfil de Tinder es falso o no.

Ojo con las fotos

Es, o debería ser, la primera voz de alarma de un perfil falso en Tinder. Suele haber varios patrones. El más descarado es aquel en el que, directamente, no hay foto de perfil. Algunos usuarios lo hacen para evitar mostrar su identidad, otros para llamar la atención. ¿Darías me gusta a un perfil sin foto? Piénsatelo dos veces. Y es que hay descripciones ingeniosas que buscan el me gusta, pero puede ser una alerta roja sobre un perfil falso o gestionado por un bot.

Otro asunto es que el timador haya puesto una foto de una persona especialmente atractiva. Algo que atrae buen número de me gustas. Y, después de haber extendido las redes, deseche la fotografía y deje el perfil sin foto. Aun así, un perfil sin fotografía debería hacerte sospechar.

Match en Tinder pero no hablan 2

Menos descarado, pero igual de irrespetuoso, son los perfiles falsos con fotos de otras personas. En estos casos, si hay un mínimo de sospecha, lo primero debería ser ver si todas las fotos coinciden. Tanto para ver si es la misma persona en todas ellas, como si hay una coherencia de calidad, estilo y demás. Generalmente suele haber muchos selfies en un perfil de Tinder, y es fácil diferenciar si son fotos de modelos o fotos amateurs.

Lo bueno es que, si hay foto y hay sospecha, siempre cabe la posibilidad de realizar una búsqueda inversa de imágenes en Google. Consiste en hacer una captura de una de las fotos del perfil y buscarla en Internet. Si está en redes sociales como Instagram, Twitter, LinkedIn u otros foros o perfiles habrá resultados a la vista. Así podrás “stalkear” e investigar si pertenecen a una persona real que bien podría estar al otro lado de ese perfil, o si te has topado con un perfil falso y con un delincuente que está usando fotos de otras personas. Para hacer esto solo tienes que usar este buscador de Google y cargar la imagen para buscar semejanzas.

Por cierto, que solo haya una fotografía en un perfil también debería disparar tus alarmas. O bien oculta algo o bien es un perfil falso con una imagen sacada de Internet sin la posibilidad de mostrar otras con esa misma persona.

Atento y atenta a las descripciones

Es el otro punto clave. Generalmente no habrá descripciones en las cuentas falsas que pertenezcan a bots. Pero es posible que sea el perfil de un timador que consiga una descripción atractiva, graciosa y divertida. Muchos usuarios suelen optar por frases graciosas, por lo que es un punto difícil de discernir. Simplemente deberás estar atento o atenta para comprobar si la personalidad de la descripción y la que se muestra después en la conversación son coherentes.

tinder-videollamadas-1280×720-1

Donde sí se puede saber que hay algo raro es cuando la descripción tiene faltas de ortografía o gramática. Muchos de los timos se suelen dar desde países donde no dominan el idioma local, por lo que usan traductores con resultados poco orgánicos y realistas. Como hechos por un robot. Si así bloquea y reporta ese perfil.

No has tenido tanta suerte, es un timo

De repente, cuando llevas días sin matches o con matches en los que la otra persona no contesta, te llega el golpe de suerte. El gordo. Un perfil súper atractivo que nunca creías que se fijaría en ti te ha hecho match. Y no solo eso, también está más que dispuesto a hablarte todo el rato y sin esperar. ¿Sospechoso, no?

No, no has tenido tanta suerte. Eso solo pasa en las películas. Si un perfil súper atractivo muestra mucho interés por ti párate a pensar y a ver las posibles alertas. Lo más probable es que sea un timo. Suele notarse porque muestran un interés desmedido y tu perfil y el suyo no casan en estilo, cualidades, aficiones, etc. Suele ser la clave para que estafadores de Tinder aprovechen esa sensación de suerte que surge de la desesperanza en esta aplicación.

tinder-3-scaled-1

La clave aquí es que, cuando te quieres dar cuenta, esta persona ya te ha ofrecido mucha confianza y empieza a pedir favores. Ya sea que le envíes dinero, que le envíes información personal, etc. Lo siento, pero eso no es lo que hacen las personas normalmente en Tinder. Lo más probable es que en algún momento la cosa se ponga tensa y te obligue a enviarle dinero.

Contesta demasiado rápido

A todos nos gusta un poco de atención. Y cuando es un flechazo y hay emoción las ganas siempre pueden a la falta de tiempo. Sin embargo, deberías pararte y pensar si te está contestando demasiado rápido. Y no hablamos de disponibilidad. Hablamos de inmediatez. Es decir, que cada vez que envíes un mensaje prácticamente al instante tengas uno de vuelta.

En estos casos suele ser un indicativo de que el perfil está gestionado por un bot o un robot. Es decir, un programa automatizado para lanzar una serie de mensajes en cuanto tú escribes. Es su gatillo para disparar todo lo que tiene ya programado para decir. Generalmente llevará la conversación al no poder interactuar realmente con el contenido. Lo bueno es que ningún robot es lo suficientemente efectivo para suplantar a un humano, así que deberías darte cuenta de que no contesta correctamente a tus preguntas o que no es capaz de llevar el hilo de la conversación. Si hace todo esto contestando al instante me temo que has dado con un perfil falso de Tinder.

conversaciones-en-tinder-que-no-salieron-bien-11-648×700-1

Cuidado con los enlaces

Si hasta ahora tu match ha superado todas tus pruebas y se comporta como una persona humana “normal” y corriente, aún queda una barrera más que superar para saber que no se trata de un perfil falso. Nos referimos a los enlaces y al interés por abandonar Tinder rápidamente.

Y es que suele ser el modus operandi de aquellos usuarios que buscan otra cosa diferente a conocerte. Más bien que quieren robar tus datos o que seas víctima de Spam. Por ello, cuando menos lo esperas, y generalmente de forma algo abrupta, intentará que entres a páginas web fuera de Tinder. El engaño puede llegar desde muchos lados: para ver más fotos suyas, para ver arte que esa persona crea, para ver algo divertidísimo… Así puede mandarte enlaces a páginas web poco seguras o que contienen herramientas para robar tus datos, por ejemplo.

Lo mismo sucede cuando busca hablar rápidamente fuera de Tinder, donde la conversación y el entorno son seguros. Mucho cuidado con dar el número de teléfono o ir a páginas para chatear o que te obligan a registrarte con tu cuenta de correo. Lo más probable es que busque conseguir estos datos y no hablar contigo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.


OTROS TRUCOS PARA Tinder