10 claves para usar eficientemente LinkedIn

Con más de 12 millones de usuarios en España y más de 730 millones en el mundo, es la red social por excelencia para encontrar trabajo; pero no de cualquier modo, con estas 10 claves para usar eficientemente LinkedIn, tu perfil llamará más la atención de los reclutadores y, tal vez, estés un poco más cerca del empleo de tus sueños.

Buscar trabajo es un engorro, y mantener la red de contactos de los empleos que has tenido en tu vida, complicado. Por eso LinkedIn es una herramiento súper útil en ambos casos. Esta red social nació con el objetivo de conectar personas en el mundo laboral, pero desde su creación, en el año 2002, ha evolucionado mucho. Las posibilidades de hacer tu perfil más atractivo son numerosas, y hoy te vamos a explicar algunas de ellas. Antes de ponerte a buscar trabajo, echa un ojo a estas 10 claves para usar eficientemente LinkedIn.

10 claves para usar eficientemente LinkedIn

No basta con tener un perfil creado. Entre todos los usuarios, si no eres capaz de destacar, el tuyo, pasará desapercibido. Por eso estas 10 claves para usar eficientemente LinkedIn pueden ser de gran ayuda. ¡Empezamos!

  • Los contactos

LinkedIn es una red de empleo, pero también de contactos. Que actualices tu situación laboral o que pongas que estás buscando empleo está muy bien para que los reclutadores lo vean, pero también es interesante que tus contactos, antiguos compañeros de trabajo, personas de tu mismo sector…, estén al tanto. ¡Nunca sabes de dónde puede salir una oportunidad laboral!

Por eso, ponte a enviar ya mismo solicitudes de amistad. Busca entre tus antiguos colegas, compañeros de clase en formaciones de todo tipo, personas con perfiles interesantes que se asemejen al tuyo… Crear una buena red de contactos en la red social puede ayudarte. Y si, has leído “buena”, porque tampoco vale empezar a enviar/aceptar solicitudes a diestro y siniestro. En este caso cantidad y calidad deben ir de la mano.

  • La foto de perfil

Recuerda que no estamos en Instagram y, mucho menos, en Tinder, has de seleccionar una buena foto de perfil, que sea profesional y también cercana. Piensa que es lo primero que aparecerá en tu perfil y, a veces, la primera impresión sí que cuenta. Además de la foto de perfil, añade una foto de portada, cuanto más completo esté tu perfil mejor.

¿Sabías que puedes personalizar la foto con un marco en función de cuál sea tu situación laboral? Pues si, de un vistazo, contactos y posibles empresas interesadas, sabrán si estás buscando trabajo, abierto/a a escuchar ofertas, o si no estás en búsqueda activa de empleo. El propio LinkedIn, si le das a editar tu foto, te dará la opción de personalizar dicho marco con las tres variables. ¡Aprovéchalo!

como-poner-que-busco-trabajo-en-linkedin
  • Pide recomendaciones

Lo que nosotros mismos decimos de nuestras aptitudes o virtudes está muy bien, pero si, además, lo dicen otros, mejor que mejor. Pide recomendaciones a antiguos jefes, compañeros de trabajo e, incluso, personas que hayan trabajado a tu cargo. Así, las potenciales empresas interesadas en tu perfil, tendrán una recomendación y opinión de terceros en todos los rangos de la jerarquía empresarial. Está muy bien haber sido jefe o jefa, pero ¿eras de los buenos/as? ¿Qué opinaban tus compañeros de ti? Etc.

Para pedir recomendaciones sigue estos pasos:

  • Entra en el perfil de la persona a la quieras pedir la recomendación.
  • Al lado de donde pone “Enviar mensaje”, dale a los tres puntitos que aparecen.
  • Se abrirá un desplegable, y entre las opciones verás “Solicitar una recomendación”. ¡Listo!
como-pedir-una-recomendacion-en-linkedin

¿Qué pasa si no te gusta la recomendación? No hay problema, solo tú podrás hacerla pública o no. Para ello, ve a tu perfil, baja hasta la parte de recomendaciones y dale al lápiz que aparece a la derecha. Ahí podrás ver las recomendaciones recibidas y enviadas y también las pendientes. Ahí están las recomendaciones que aún no son públicas, léelas y decide si las publicas o no.

editarlasrecomendacionesdelinkedin
  • Completa tu perfil lo máximo posible

En la parte superior de tu perfil hay una barra en la que puedes ver el nivel que tienes y así podrás orientarte a la hora de mejorar. Una pista: cuanta más información mejor. Completa cada apartado con todo lujo de detalles, para que quede clara tu experiencia, formación, intereses, incluso si has hecho voluntariados, así como los idiomas que hablas y cuál es tu nivel.

Hay que dedicarle mucho tiempo, es verdad, pero como decíamos al principio, no basta con tener un perfil, este tiene que destacar sobre los demás. No olvides completar tus intereses (al final del todo), pues da una idea, no solo de qué buscas a nivel profesional, sino que es también una pincelada de tu valor humano.

  • El extracto y la presentación

La parte superior de tu perfil es la primera que se ve y, como en todo, si no interesa… pasamos a otra cosa y no bajamos hasta el final. Por ello, es fundamental que crees esta zona con toda la intención. Ya hemos hablado en el primer punto de la foto de perfil, pero no es lo único que cuenta.

Destaca desde arriba cuál es tu situación laboral. Y deja bien claro a qué te dedicas. Por ejemplo, justo debajo de tu nombre, si no quieres destacar tu empleo actual o no lo tienes, pon tu profesión: “Periodista”, para que se sepa en un primer vistazo.

También es recomendable que redactes un extracto. Se trata de un pequeño texto que aparecerá bajo tu foto de perfil, en el que podrás explicar de manera general lo que más abajo desarrollarás en profundidad. Si no lo tienes creado, pulsa en “Añadir secciones” y luego en “Extracto”. Se abrirá una pantalla en la que podrás escribir directamente tu texto:

como-anadir-extracto-en-linkedin

  • Información de contacto actualizada

Es cierto que a través de LinkedIn se pueden conectar y hablar en el chat. Pero, aunque sea una red social, en las que a veces somos más celosos de nuestra intimidad, aquí puede no serte muy útil… Muchas veces esta red es un “escaparate” y otras personas prefieren los métodos tradicionales de comunicación: un mail, una llamada de teléfono, ¿te suena? Pues bien, verifica que tu información en este apartado esté cumplimentada y actualizada.

Para ello, en la parte superior de tu perfil (tendrás que bajar un poco más si lo estás haciendo desde la app), pulsa sobre “Información de contacto”. Se abrirá una ventana con los datos que tienes puestos y ahí podrás añadir los que te falten o modificar los que se hayan quedado obsoletos. Verás que también aparece la URL. Bien, quédate ahí, porque vamos a explicarte cómo ésta te puede ayudar también a optimizar tu cuenta.

  • URL personalizada

Cuando crees tu perfil LinkedIn te asignará una URL para que lo puedas compartir. Pero, esta vendrá por defecto formada por una sucesión de número que no tienen mucho sentido. Pues bien, puedes editar esta URL para que aparezca tu nombre y apellidos. ¿Qué se consigue con esto? Por un lado, mejor imagen, por otro, muestra interés y conocimiento de cómo funciona esta red social. ¡Doblemente positivo!

Para editar la URL entra en tu información de contacto (punto 6), y pincha sobre la URL; entonces se abrirá una pantalla nueva. Mira en la parte superior de la derecha, donde pone “Editar URL”. Ahí podrás cambiarla, por tus nombre y apellidos, o por el nombre de tu empresa si se trata de un perfil de empresa, por ejemplo. ¡Y listo!

editar-url-linkedin
  • Participa

No olvides que LinkedIn es una red social, y por definición hay que socializar. Si quieres aprovechar al máximo tu perfil, no basta solo con que este sea perfecto, ¡házselo ver al resto del mundo! ¿Cómo? Únete a grupos, por ejemplo, y participa en ellos. Comparte publicaciones, ya sea de tus logros profesionales o de temática que sea interesante para tu sector, etc.

Sin olvidar, eso sí, que no estás en Facebook: guarda siempre los límites de lo profesional en el contenido que publicas. También puedes comentar publicaciones de otros usuarios, ya sea de contactos que te interesan, antiguos colegas, o empresas a las que sigues. En definitiva, mantén la actividad en la red social para que te vean. Y, en este sentido, va el siguiente punto.

  • Publica historias

Sí, las historias también han llegado a LinkedIn, pocas redes sociales quedarán ya sin ellas… Se trata de las publicaciones efímeras, que permanecen en nuestro perfil durante 24 horas. Te sonarán las de Instagram, Facebook, WhatsApp, Twitter… ¡Úsalas también en LinkedIn si te apetece! Es el lugar ideal para mostrar tu día a día en el trabajo, la conferencia que has dado/has asistido, la formación que estás haciendo, y un etcétera tan infinito como lo es el día a día en las distintas profesiones que existen.

  • Usa la aplicación

Y para terminar estas 10 claves para usar eficientemente LinkedIn, te recomendamos que descargues la aplicación. Así estarás siempre al corriente de las novedades de tus contactos, verás los mensajes enseguida, podrás publicar tus historias desde el móvil, comentar contenido, o enviar una solicitud para un empleo.

Hoy vivimos con el teléfono móvil en las manos, y la mejor manera de estar conectado, especialmente si estás buscando trabajo, es estando presente. Eso sí, intenta desconectar de vez en cuando, por ejemplo ¿los findes? Desactiva las notificaciones para descansar también, que no todo es trabajo en esta vida…

Otros trucos para LinkedIn

Cómo encontrar ofertas de empleo en LinkedIn

Así será el modo oscuro de la aplicación de trabajo de IinkedIn

Job Search, la aplicación de LinkedIn para buscar trabajo y contactos

LinkedIn Connected, revisa tus relaciones profesionales con esta app

LinkedIn, la red social de profesionales llega a los Nokia

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.