Qué son y cómo conquistar los Desafí­os de victoria de Clash Royale

Un juego para móviles tiene como principal ventaja que no condiciona como sucede con otras plataformas. Podemos jugar en cualquier momento y lugar. Pero debe cumplir ciertos requisitos para tener éxito. Hay usuarios que juegan esos diez minutos que tienen libres, mientras que otros se pasan horas. Clash Royale está entre los juegos más populares para móviles porque no aburre y siempre hay novedades. Además, puede llegar a ser muy adictivo. Sobre todo si participamos en los torneos disponibles, como son los Desafí­os de Victoria.

El pasado fin de semana le tocó el turno al Desafí­o del Mega Caballero, un evento en el que se desbloqueaba esta nueva carta legendaria, que promete ser una de las favoritas de muchos jugadores. Poco antes tuvo lugar el Desafí­o del Crown Championship, que abrí­a las puertas a los torneos regionales previos al campeonato mundial. Fue un evento más difí­cil de lo habitual, porque para superarlo eran necesarias 20 victorias. Son dos ejemplos de torneos especiales, pero siempre tenemos la opción de participar en los Desafí­os de Victoria. Veamos en qué consisten exactamente y algunos trucos para ganarlos.

¿Qué son los Desafí­os de victoria de Clash Royale?

El año pasado, Supercell implementó cambios en la sección Torneos. Desde entonces, hay dos apartados: desafí­os y privado. En el primero se encuentran los Desafí­os de victoria. Este tipo de torneo está disponible en dos variantes, que se diferencian en el precio de la entrada. Por supuesto, cuanto más cara es la tasa de ingreso mayores son los premios.

En ambos casos la meta a superar es de 12 victorias para obtener el primer premio. Hay un lí­mite de 2 derrotas, puesto que a la tercera se termina el desafí­o. Para poder participar en ellos es necesario haber alcanzado el nivel 8 en el juego, a partir de ahí­ se puede acceder a cualquier torneo.

Clash Royale Desafí­os de victoria sección Torneos

El Desafí­o clásico

El más accesible para todos, por el que hay que pagar 10 gemas de entrada. Una cantidad bastante asequible y fácil de ahorrar con las que tocan en los cofres. Está más enfocado a jugadores que están en arenas bajas. Hay un premio seguro de 130 monedas de oro y 2 cartas comunes. No equivalen al valor de las 10 gemas, pero al menos sirven de consuelo en el caso de marchar con 0 victorias. Tras la primera victoria, la recompensa es de 180 monedas y 3 cartas.

Como en el resto de desafí­os, los premios van in crescendo a medida que ganamos batallas. Así­ pues, con cada una la recompensa en oro y cartas es mayor. Al superar las 12 victorias, se ganan 2.000 monedas y 100 cartas (entre ellas, como mí­nimo 1 épica y 10 especiales). Es entonces cuando el valor de esa decena de gemas sí­ que se multiplica: un total de 9.960 monedas y 425 cartas. Además, en el cofre final salen cartas épicas que no son fáciles de conseguir con los cofres convencionales.

Clash Royale Desafí­o clásico

El Gran desafí­o

Ideal si somos más ambiciosos y nos vemos más seguros de nuestras posibilidades de ganar. En este caso la entrada cuesta 100 gemas, de ahí­ que debamos ir con más confianza en nuestras habilidades. Igual que con el otro, hay un premio seguro, que se compone de 1.400 monedas y 20 cartas (al menos 2 de ellas especiales). Pero el Gran desafí­o brinda grandes recompensas y un premio final con un valor equivalente al de dos cofres supermágicos.

Tras las 12 victorias se obtienen 22.000 monedas y 1.100 cartas (como mí­nimo tocan 11 épicas y 110 especiales). Es el valor en oro del primer premio del Desafí­o clásico multiplicado por once. Si conseguimos superar este torneo, habremos ganado nada más y nada menos que 106.300 monedas y 4.660 cartas en total. En el cofre final, aparte de obtener cartas épicas, es posible que asome una legendaria. Así­ que merece la pena probar suerte, pero es más recomendable si estamos en arenas altas.

Clash Royale Gran desafí­o

¿Cómo ganar los Desafí­os de victoria?

No existe una fórmula concreta para garantizar la victoria. Pero si contamos con un mazo equilibrado y utilizamos combos que nos funcionan bien, es más fácil llegar al final sin ser derrotados tres veces. Debemos tener en cuenta que se aplican las reglas de torneo para equilibrar la jugabilidad. Esto se traduce en que el nivel máximo de la torre del rey y el de las cartas comunes es de 9. El de las cartas especiales es de 7, el de las épicas de 4 y el de las legendarias de 1. El tiempo extra es de 3 minutos.

Lo más recomendable es conocer bien las cartas que vamos a usar en los desafí­os. Es decir, mejor ir a lo conocido que andar probando. Sobre todo hay que tener presente que cada rival es diferente y, por lo tanto, las estrategias varí­an en cada batalla. Así­ que es importante que el mazo incluya tanto tropas ofensivas como defensivas. Si olvidamos alguno de estos aspectos, tarde o temprano daremos con el enemigo que no podremos vencer porque carecemos de ataque o defensa. Las claves residen en el equilibrio, no demasiado gasto en elixir y pensar cada movimiento. ¿Qué mazo te va bien para los Desafí­os de victoria?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...