1366-2000-2

Una de las cosas que llaman la atención de Google Maps con respecto a otros navegadores es su exactitud. En las aplicaciones que únicamente tienen mapas, los datos de dónde hay un atasco o las sugerencias de rutas alternativas no resultan tan exactas. Si quieres conocer mejor a qué se debe, así funciona el GPS que te indica cada giro en Google Maps.

El motivo por el que puede ofrecer una información tan exacta es que, mientras navegas, Google recolecta información como tu localización GPS o la ruta que tomas para llegar a tu destino. Estos datos se utilizan para ofrecer información a otros usuarios de detalles como atascos de tráfico o accidentes en un punto concreto de la ruta.

Tengamos en cuenta que hay millones de usuarios en todo el mundo que usan el servicio de mapas de Google. Por lo tanto, la unión de la recolección de todos los datos recopilados por esos usuarios da lugar a una información bastante clara.

Al final, es una ventaja que tenemos a cambio de perder un poco de privacidad. Ganamos un mejor servicio de parte de los datos de muchos usuarios.

¿Google me pide permiso para usar mis datos?

Algo que preocupa a muchos usuarios es la posibilidad de que Google utilice nuestros datos de ubicación sin pedirnos permiso. Pero la realidad es que no es así. Para poder utilizar los datos procedentes de tu ubicación y tus rutas para ofrecer información a otros usuarios, primero te envía un mensaje pidiendo permiso para acceder a una mayor información sobre ti.

Este mensaje está llegando estos días a los usuarios de Google Maps tanto en Android como en iOS. En él se nos pide permiso para acceder a nuestros datos de navegación. Se trata de un permiso adicional a los que ya dimos en el momento en que comenzamos a utilizar la aplicación. La idea es que puedan acceder a una mayor cantidad de datos, de manera que se mejoren algunos de los servicios ofrecidos por la herramienta, que nos dará una información mucho más detallada.

Desde el propio mensaje podemos acceder a información acerca de para qué usa Google los datos a los que accede por medio de este permiso.

1366-2000-1-2

¿Qué pasa si no doy permiso para acceder a mis datos de navegación?

Por miedo a problemas de privacidad, es posible que algunos usuarios no quieran dar permiso a Google para que acceda a los datos de navegación.

El problema es que, si decides no dar este permiso, Google no te ofrecerá información giro a giro con feedback de voz. A lo único que podrás acceder es a una lista estática en la que podrás ver los pasos que debes seguir para llegar a un sitio concreto.

Como hemos comentado previamente, esta pequeña concesión a nuestra privacidad es el precio que tenemos que pagar a cambio de tener acceso a una herramienta de navegación tan potente como Google Maps. Muchos de los navegadores, tanto para Android como directamente para el coche, tienen un precio bastante elevado. Google nos ofrece este servicio de forma gratuita a cambio de nuestra información. Si no queremos que nadie pueda recabar ningún dato acerca de dónde estamos en cada momento, siempre podemos cambiarnos a una herramienta de pago.

Otros trucos para Google Maps

Tanto si decides dar permiso a Google Maps para acceder a tu información como si has pensado que no es para ti, hay algunos trucos muy interesantes que pueden ayudarte a sacar partido a la herramienta. Te los contamos en estos artículos:

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.