shibo

Hace tiempo que Pou pasó al olvido tecnológico, y más aún que los Tamagotchis fueron dejados en el fondo del cajón. Pero para llenar este vací­o en nuestros corazones, o en los tiempos de espera en medios de transporte, ya hay una nueva mascota disponible para móviles. Se trata de Shibo, y resulta un compañero adorable. Un amigo virtual al que cuidar, personalizar y con el que jugar en cualquier momento y lugar. Todo ello con un diseño que los amantes del Manga y la cultura nipona sabrán apreciar especialmente, y con muchas posibilidades sociales.

En Shibo, el jugador debe hacerse cargo del adorable Shiba Inu (una raza de perro japonés) que protagoniza el tí­tulo. Esta mascota está dibujada por la ilustradora Henar Torinos, premio al mejor manga de autor español en 2012, y resulta completamente personalizable gracias a la gran colección de 100 trajes y elementos para vestirla. Eso sí­, no todo tiene que ver con su cuidado fí­sico y afectivo, ya que Shibo cuenta con una gran cantidad de apartados para conseguir una experiencia mucho más completa y satisfactoria que otras mascotas virtuales.

shibo

De esta forma, el jugador debe alimentar a su Shibo en la mascota, aliviar sus necesidades intestinales y de limpieza en el baño, y acariciarla e interactuar con ella todo lo que pueda. Así­, conseguirá que esté feliz. Pero la satisfacción plena de este adorable perro va más allá, siendo necesario cultivar plantas en el jardí­n e invertir tiempo jugando con él. Cuestiones que ayudan a que el tiempo pase volando y a que cuidar de esta mascota no resulte repetitivo y tedioso.

Con ello, Shibo posee nada menos que doce minijuegos para pasar el rato con esta mascota. Todos ellos repitiendo las fórmulas de otros juegos móviles que han triunfado como una variante de Candy Crush Saga, de Flappy Bird, Crossy Road y otros tantos más. Eso sí­, minijuegos sencillos y ágiles para que cualquier jugador pueda entretenerse y, sobre todo, conseguir aumentar la felicidad del animal y las arcas del jugador. Y es que hay muchos elementos por comprar con el dinero del juego.

El otro apartado que llama la atención se encuentra en el jardí­n. En él el jugador puede comprar macetas y plantar semillas que debe regar para lograr frutos para comer. Eso sí­, en este apartado el tiempo real tiene mucho que ver, por lo que más vale armarse de paciencia.

Cada acción tiene su recompensa, y con ella es posible decorar casi cualquier parte del juego. Desde el aspecto de cada mascota, que viene determinado por complementos como gafas, sobreros, adornos y trajes completos, hasta la decoración de la casa, donde es posible cambiar colores de paredes y suelos, así­ como comprar toda clase de muebles. Algo que lo hace especial y único, y que puede motivar a otros usuarios a visitar hogares ajenos. Y es que cierra la experiencia de este juego la posibilidad de visitar casas de Shibos amigos, dejar mensajes y desbloquear hasta 200 logros diferentes.

En definitiva, un juego para quienes disfrutan de las mascotas virtuales, y para quienes deseen una buena colección de minijuegos para pasar el rato con este adorable perro japonés. El juego Shibo ya está disponible tanto para terminales Android como para iPhone. Se puede descargar gratis desde Google Play y App Store.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp