Estas estrategias te ayudarán a comprar más barato en Wallapop

Comprar productos de segunda mano es algo que se ha puesto de moda. Lo cierto es que dar una segunda vida a ciertos apartados o prendas (por decir algunas de las miles de cosas que se pueden vender y comprar) también es respetuoso con el medio ambiente. Eso sí, para comprar de segunda mano hay que tener cuidado, pues los precios no siempre son los correctos o los más adecuados. Si quieres comprar de segunda mano y conseguir buenos precios vas a tener que aprender a regatear o al menos a saber poner un precio justo a aquellos que quieren estafar al personal.

En realidad no es que te estafen, pero si pagas un precio muy alto por ciertos productos usados te sentirás igual. En las siguientes líneas nos gustaría hacer una guía completa con varios consejos y algunas estrategias que te ayudarán a regatear en Wallapop. Debes saber que todos los que venden/compran en Wallapop están acostumbrados al regateo. Esta es, sin duda, la plataforma de Internet para comprar de segunda mano donde más regatea la gente y saber cómo hacerlo también te permitirá obtener algunas gangas a precio de saldo. Vamos con los preliminares, antes de decidir el precio está bien que hagas un estudio del precio del producto para poder poner un buen valor.

Estudia el precio y sigue estos consejos para evitar problemas

En primer lugar, sigue estos preliminares para hacerte una idea de si el precio del producto es bueno y usa estos consejos para iniciar la conversación con el comprador, cuanto más sosegado seas y más empático, más probabilidades de que el comprador te siga el rollo.

Controla el precio del producto en Internet y también de otros que se vendan de segunda mano

Lo primero que debes realizar es un pequeño estudio de mercado para ver cuánto cuesta el producto en cuestión que quieres adquirir. Salvo que sea una antigüedad o algo con un gran valor sentimental, será posible hacerlo en Amazon España o Google Shopping fácilmente. Busca el producto y observa los mejores precios del mismo. Si se trata de un móvil o cualquier tipo de objeto de esos que vienen de China también puedes echar un ojo en AliExpress. Comprar a China es fiable y lo cierto es que mejor comprado de China nuevo que usado de aquí (a menos que tenga garantía oficial por un tiempo, aunque de esto último también conviene hablar).

Investiga también varios anuncios del mismo producto y estados del mismo. Si la mayoría de los compradores ofrecen un precio similar puede que sea un buen precio del producto aunque la mayoría de personas suelen poner un precio un poco superior al que quieren obtener por el objeto o prenda en cuestión. Incluso puedes usar extensiones o webs de esas que te ayudan a ver los históricos de precios de algunos productos en ciertas tiendas, te servirán para ver si el producto suele estar más barato en una época del año (como en el caso de las motos, por ejemplo, que ganan valor en verano en zonas con bastantes lluvias).

Controla el precio del producto en Internet

No seas nunca borde, ni tampoco uses palabras que suenen mal

Otra de las cosas que debes tener claro es que para negociar un precio y cerrar una venta de forma exitosa deberás tener paciencia, no perder los nervios y hablar de forma serena y sosegada. Si usas esto a tu favor tendrás una gran parte de terreno ganado. No uses palabras que suenen mal, tampoco palabrotas. Habla con coherencia y de forma educada, pero tampoco creando una línea enrome entre tu y el comprador.

La mayoría de las personas se sienten mejor hablando de tu que de usted. Ten esto en cuenta para establecer una relación más cercana y más amable. De esta forma también disparás todas las dudas de que no eres un comprador real, pues actualmente con tanta estafa y tanto bot también es algo que hay que tener en cuenta. La educación es una de las bazas que te dará solidez en tus palabras y que te ayudará a cerrar todo tipo de tratos. Ten en cuenta que ser amable y empático no es una opción sino una obligación si quieres conseguir una rebaja, pues en caso contrario el vendedor te verá como una personal hostil y dudará de ti desde el primer momento.

Genera confianza y tendrás rebaja casi segura

Intenta ganarte la confianza del vendedor: crea una conversación amable, rápida y tampoco le hagas perder mucho tiempo. Pero eso sí, no entres como un maleducado o hagas preguntas que poco o nada tienen que ver con el producto. Puedes preguntar los motivos de por qué se vende, por ejemplo, para saber cómo de desesperado está el comprador por vender. Piensa que el vendedor también tiene que tener cuidado de no ser estafado con dinero falso, etc. razón por la cual necesita tener un poco de confianza en el posible comprador.

Es muy fácil crear una conversación que genere confianza expresando tu interés por lo que el vendedor tiene a la venta, por ejemplo. A veces incluso preguntar un par de dudas del producto pueden hacer que el vendedor se muestre más tierno y eso se podría volver a nuestro favor para arrancar el mejor precio. Eso sí, siempre sin mostrarte desesperado por comprar o el vendedor te verá la pluma.

Ten en cuenta que muchos productos no tienen una garantía real

Esto es algo a tener en cuenta con todo tipo de productos de segunda mano. La mayoría de productos solo tienen garantía hacia el vendedor que lo ha comprado de forma original, por lo que a veces tener la factura no significa contar con garantía. Recuerda verificar con la plataforma de compra (si el vendedor te la da) si ese producto tiene o no una garantía real. Si compras un iPhone, por ejemplo, sí puedes comprobar que la tenga y en este caso no es unipersonal. A pesar de eso, garantías como las de Apple hay pocas y por esa razón suelen perder poco valor en el mercado de segunda mano.

Este tema de la garantía es de los más usados para rebatir los precios, pues un producto sin garantía podría romperse en cualquier momento aunque si hay pruebas de compra ten en cuenta que el vendedor está obligado por ley a proporcionarte 6 meses de garantía de los productos con vicios ocultos. Es por esa razón que deberías quedarte siempre con los datos del vendedor. Aunque, si el vendedor ve que vas a exigir esta garantía, es posible que no te aplique rebajas de ningún tipo.

Estrategias de regateo, no suelen fallar nunca

Aunque estas son las técnicas más fiables y más usadas, ya te advertimos que nunca ofrezcas a un comprador un precio de risa de entrada. Si haces esto él te dirá que no le interesa tu oferta seguramente, y obviará tu mensaje en muchas ocasiones. Si, por ejemplo, alguien vende un móvil por 100€ y tu crees que su precio real es de 60€ no le ofrezcas de entrada esos 60€, empieza mostrando interés por los detalles que te vamos a mostrar a continuación y ve bajando el precio si ves que el vendedor está interesado en deshacerse del producto.

Vigila todos los detalles: estado de conservación, garantía, desperfectos, accesorios, etc. Los usarás para penalizar el importe final

Vigila todos los detalles

Una vez tengas en cuenta el precio máximo del producto nuevo y de segunda mano, tendrás que hacer una revisión a todo lo que engloba a ese producto. Tendrás que revisar el estado de conservación, años, posible garantía real, desperfectos que afecten a su funcionamiento, posibilidad de conseguirlo en el mercado. Todo esto será tu gran baza para rebajar el precio final.

Si el vendedor está convencido de que su precio es bueno y el producto tiene falta de algunos accesorios, cuenta con algunos desperfectos, etc. Ten en cuenta que todo esto va a rebajar el precio final y úsalo como argumento sólido para rebatir después de crear esa conversación amable que hemos comentado. Aquellos que no quieren regateos a veces también los aceptan, pero deberás tener más cuidado como te explicamos en esta guía.

El precio no se negocia de primero, fíjate en el producto

No entres a negociar el precio de primeras, preocúpate por conocer todos los detalles que necesites y luego empieza con el tema del precio. Pregunta si el precio es negociable y usa argumentos para rebatirlo como esos posibles defectos. También puedes usar varias estrategias que a veces funcionan:

  • Ofrecer x dinero y decir que no puedes gastar más.
  • Enseñar el dinero cuando quedas con el comprador, mostrando que solo tienes ese dinero y no podrías pagar más.
  • Jugar con la desesperación del vendedor, pues cuando estos necesitan vender harán todo lo posible porque te lleves el producto rápido.
  • Fíjate si el producto lleva mucho tiempo a la venta, te ayudará a entender que si es reciente es posible que todavía no quieran bajar el precio pero si lleva 2 meses a la venta es más posible que accedan a una rebaja para deshacerse de eso que lleva meses y meses sin venderse.
  • Incluye el envío en el precio final, en caso de comprar a distancia. Busca servicios baratos de envío y así le ayudarás a que esto se haga realidad.

Ofrece algo a cambio, la vuelta a la Edad Media

Ofrece algo a cambio

Aunque el trueque no es una de las especialidades de los españoles, mucha gente ofrece cosas a cambio en el mercado de segunda mano. Puedes usarlo, pero te vamos a dar un consejo, ofrece cosas de valor. Si te venden un móvil no ofrezcas uno viejo y dinero a cambio (pues lo más seguro es que nadie acepte tal cosa). Si tienes cosas a la venta de segunda mano puedes pasarle tu perfil para que mire si tienes algo de interés para él (por ejemplo). Hay muchas formas de hacerlo pero lo cierto es que siempre ofreciendo cosas diferentes o que le puedan interesar, no intercambiando objetos de un valor similar a menos que el vendedor lo pida expresamente.

En persona, a la desesperada, baja el precio final (aunque necesitas tener bastante cara)

En el cara a cara si eres de esos sinvergüenzas que puede pactar un precio y luego ofrecer otro, podrás conseguir otra rebaja. Es cierto que nos parece de gente muy poco honesta y de hecho te podrías arriesgar a no cerrar la venta pero si te ves con fuerzas y no te importa mucho puedes aprovechar para conseguir una pequeña rebajita final. Si ves algún detalle que el comprador no te haya comentado, algo nuevo que se te haya ocurrido para rebatir, etc. puedes ofrecer eso y decir que es tu última oferta, que no sabías que tenía x desperfecto o que no tenía garantía real. Eso te servirá para conseguir una rebaja de un 5 o 10% extra aunque ya hubieras pactado el precio antes. Si el comprador ha tenido que desplazarse para venderte eso no querrá volver a casa con las manos vacías, pues en muchos casos perderá más de ese 5% extra si es algo económico.

Y con estos consejos esperamos que puedas cerrar todas las ventas que quieras. Sabemos que negociar cosas de segunda mano puede llegar a ser muy cansino y un trabajo muy árduo, pero lo cierto es que si estás habituado puede ser hasta divertido hacerlo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...