Los empleos más sórdidos que puedes encontrar en la app Grindr

Si eres usuario habitual de Grindr ya sabrás las posibilidades casi infinitas de esta aplicación de ligues para hombres homosexuales. Y es que no solo hay perfiles con quienes hablar, intercambiar fotos, quedar o tener cualquier tipo de relación amorosa, también parece haberse convertido en una auténtica bolsa de empleo. O, más bien, en un lugar en el que ofrecer toda clase de servicios de pago, y no necesariamente sexuales. Aunque también hay de estos últimos…

Grindr, lugar de oficios

¿Que eres peluquero y estás en el paro o necesitas un sobre sueldo? Pues ¿por qué no crear un perfil profesional en Grindr? Al fin y al cabo hay muchos usuarios cercanos (en centros urbanos) que van a ver tu perfil, que pasan horas conectados y que pueden contratar tus servicios. Y, de paso, hasta puedes encontrar el amor de tu vida. O el polvo de tu noche.

Las personas tras estos perfiles no siempre tienen las cosas tan claras. El taxista del que nos habla Mr Avelain en su primer vídeo de profesiones de Grindr deja claro que es hetero. Por si el resto de homosexuales que visitan la aplicación tienen algún tipo de intención que no fuera la de ligar con ese perfil. Vaya locura, ¿eh? Pero está dispuesto a cobrar una carrera y dejarte los asientos de atrás para que guarrees y puedas explotar toda clase de fantasía sexual durante el trayecto. Eso sí, que quede claro que una cosa es llevar a cabo prácticas sexuales homosexuales y otra muy diferente mirar prácticas sexuales homosexuales. Y esto lo sabe todo el mundo. La cuestión es que el servicio se ofrece y tanto si quieres ligar como si quieres que te lleven a casa puedes hacerlo todo desde Grindr.

Pero la lista de trabajos va mucho más allá. Limpiadores de hogar, masajistas (esto tiene tela para cortar), psicólogos, entrenadores físicos… Hay de todo. Una variedad que da gusto comprobar, sobre todo si te tomas con humor las descripciones de todos estos perfiles. Y es que hay situaciones raras, fuera de lugar y muy contradictorias. ¿Sexo o empleo? Por qué elegir…

Masajes, prostitución y muchas drogas

Los negocios de Grindr son amplios, y quizá algo más “turbios” de los que tú te piensas. ¿Perfiles profesionales para gente desempleada o que necesita un sobresueldo? Es hasta lógico. ¿Convertir una red social de ligue en un mercadillo de drogas y un lugar para la prostitución? Quizá te llame más la atención. Pero pasa. Y mucho.

No es raro encontrarse perfiles con el emoticono del diamante en el nick de su nombre. No es un adorno. Es un símbolo muy claro de que los servicios que presta ese perfil son de pago. Pero, más concretamente, para dar a entender que se trata de servicios sexuales. Prostitución. El oficio más antiguo del mundo también está presente en Grindr de esta manera relativamente sutil. Y es que, si no lo conocen ya todos los usuarios, pocos son los que faltan por descubrir que su amabilidad y predisposición para satisfacerlos tiene un precio. De nuevo: si hay un emoticono de un diamante por ahí, prepara la cartera.

Pero ojo, que las drogas también circulan por Grindr. También con sutiles referencias e indicaciones para quienes las buscan o las venden, y pasando más o menos desapercibidas para el resto. ¿Sabes que son “las azules”? ¿Conoces la referencia “4:20”? Pues si lo único que conoces es el Popper hay todo un mundo de sustancias por descubrir. Solo tienes que encontrar a los camellos que usan estas referencias en sus perfiles. Pero ojo, que no solo hay quienes quieren hacer el negocio de la compraventa aquí, también está el mundo de los chill, el chemsex y otras muchas prácticas en las que las drogas son las protagonistas.

grindr droga

Público siempre conectado

El problema para los usuarios de Grindr es que hay poco control sobre estos perfiles profesionales o pseudoprofesionales que aquí habitan. Y tampoco se controla que, sobre la ya abusiva publicidad que se ha colado en los últimos meses en la aplicación, ahora también tienen que lidiar con perfiles falsos o interesados en otras cosas muy diferentes al amor, el sexo y las conexiones personales de toda índole. Vaya, que vienes a ligar y a conocer gente y te encuentras con una aplicación extremadamente comercial. Llena de publicidad y de servicios de pago.

Lo bueno, para quienes deciden plantear aquí sus carreras profesionales o buscar un ingreso extra es, precisamente, que la audiencia siempre está ahí. Y es que, aunque hay perfiles que entran solo a ver mensajes recibidos, o para cotillear levemente la zona por la que pasan, muchos otros siempre están pendientes de lo que ocurre en la red social. Algo que supone que, ya sea por calentura o aburrimiento, pasen por el perfil profesional creado. Público potencial que sabe que no podrá exigir gran calidad en el servicio porque, lo más seguro, es que sea un servicio más barato de lo normal. Y quién sabe, a lo mejor después de tanto ver un perfil laboral hasta pregunta a ver qué ofrece…

alquilo habitación

Una situación relativamente insostenible. Y es que, si los responsables de Grindr no hacen nada (la aplicación está actualmente en manos de una empresa china), todo apunta a que los usuarios acabarán optando por usar otras alternativas. Donde la publicidad no es tan abusiva, donde sí hay control sobre los perfiles o incluso donde están aprovechando toda esta situación para ofrecer un año gratis de sus servicios de pago para captar más usuarios. Este último es el caso de Scruff, cuyos perfiles y posibilidades son más amplios que en Grindr, pero que siempre ha permanecido como una aplicación de uso secundaria, más fetichista y segmentada. Ahora no es tan difícil encontrar los mismos perfiles de la zona en Grindr y en Scruff. Habrá que ver si estas situaciones no causan la baja de estos usuarios de la primera.

De momento no hay por qué escoger, y más aún cuando puedes encontrar sexo, amor y servicios asequibles en la misma aplicación. Un concepto muy chino, por otra parte, pero que parece estar disgustando a muchos usuarios. Está bien para echarte unas risas pero, cuando te tomas en serio esto de conocer gente, tener que cerrar constantemente publicidad o gastar tus bloqueos en hacer desaparecer perfiles falsos pierde todo su sentido.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...