5 razones por las que podrí­as ser expulsado de Clash Royale

Clash Royale ya no es solo un juego, es toda una forma de vida. Con millones de jugadores enganchados por todo el mundo, nada podrí­a hacerles más daño que ser baneados del juego. ¿Existe esa posibilidad? Claro. Supercell, la compañí­a detrás del juego, tiene unas normas de conducta muy claras al respecto.

Por si esto os pilla por sorpresa, os vamos a resumir las cinco razones principales por las que os podrí­an expulsar de Clash Royale. Leed con atención:

Comportamiento abusivo

A la hora de comunicarnos con otros miembros de clanes, o cuando nombramos nuestro equipo o lo describimos, debemos elegir las palabras con cuidado. No se van a permitir expresiones de odio de ningún tipo, así­ como expresiones sexuales demasiado explí­citas.

Cualquier tipo de texto que se pueda considerar como amenaza, acoso o intimidación de cualquier tipo también os puede costar un baneo. Finalmente, aunque con menos fuerza, está el uso de palabras malsonantes. Demasiadas palabrotas nos podrí­an suponer el bloqueo de la cuenta de Clash Royale.

Este tipo de comportamiento se regula a través del botón de denuncia del chat. Las denuncias llevan a investigaciones por parte de la compañí­a. Ojo, si se prueba que se están haciendo denuncias falsas, los responsables también podrí­an recibir una sanción y ser baneados temporalmente del juego.

términos de Clash Royale

Hacer trampas

Utilizar software de terceros para alterar el curso natural del juego también está penado por Supercell. Intentar saltarse pasos, acelerar procesos o acceder a productos de pago gratuitamente es sencillamente hacer trampas.

¿De qué manera se pueden hacer esas trampas? Mediantes “Mods” o hackeos del juego, bots o scripts que automaticen procesos. En general, cualquier software que “piratee” el funcionamiento de Clash Royale. De ser descubierto, esto conllevarí­a una expulsión permanente y un cierre de nuestra cuenta de jugador.

Compra y venta no autorizada de gemas

La venta no autorizada de gemas es hacer trampas. Pero además, en muchos casos, esconde una estafa. Ciertas webs ofrecen la venta de gemas con descuentos, pero para que nos podamos hacer con ellas tenemos que dar nuestros datos de acceso a estas webs.

Al hacerlo, estamos dándole el control a terceros, poniendo en peligro nuestra seguridad de juego y financiera. Se podrí­an realizar compras en nuestro nombre sin nuestra autorización, o incluso se podrí­a vender la cuenta a otras personas.

En caso de realizar compras de gemas no autorizadas y no sufrir ningún daño en nuestra cuenta, eso no nos libra de peligro. Si somos descubiertos, nos podrán expulsar del juego.

Tráfico de cuentas

Tanto comprar, vender como regalar cuentas está terminantemente prohibido en el código de Supercell. Hacerlo supone asumir un riesgo, ya que, al no ser una actividad oficial, no sabemos si se cumplirán los términos del trato. Por ejemplo, la otra persona podrí­a aceptar tu dinero pero no darte el acceso, vender la cuenta a varias personas a la vez o hacerlo cuando la cuenta está a punto de ser bloqueada.

Aparte de todo ello, el descubrimiento de que se ha realizado esta práctica puede llevar a cancelar esa cuenta permanentemente. Como veis, no compensa.

Spameo

Un clásico de la era de Internet de la que tampoco se libra Clash Royale. Utilizar el chat para hacer publicidad o spam puede conllevar una expulsión del juego y cierre de nuestra cuenta. Por eso, antes de empezar a enviar links a diestro y siniestro, planteáos si os vale la pena. Claro, si os habéis hecho la cuenta solo para eso, os da igual, pero en caso de que valoréis vuestro historial de juego, mejor dejad la publicidad para otros lugares.

Ya sabéis, cuidado con las palabrotas, el spam, los trucos y las compraventas no oficiales. Pueden mandar al garete todas las horas que hayáis echado en el juego más popular del mundo.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre...