cow evolution

Si ya has probado Flappy Bird, o el juego protagonizado por un perro salchicha que se estira sin lí­mite, aún hay más tí­tulos absurdos que disfrutar en el móvil. Uno de ellos es Cow Evolution. Una rareza de lo más divertida que propone al jugador criar vacas en una granja. Lo extraordinario es que estas vacas son capaces de mutar al juntarse entre sí­, creando toda clase de engendros mientras producen monedas a partir de sus excrementos. Un planteamiento de lo más atí­pico que consigue enganchar gracias a su sencilla mecánica y la posibilidad de crecer siempre en todos los aspectos.

Se trata de un juego de la categorí­a Casual con un planteamiento de lo más alocado y diferente a lo visto. Y es que no hay que conducir, ni luchar, ni pensar demasiado. Tan sólo dejar que la vaquerí­a crezca gracias a las boñigas de estos animales que se traducen en monedas. Gracias a estas monedas es posible adquirir más vacas, por lo que el crecimiento financiero de la explotación está más que asegurado. Claro que el fin del jugador es crear el engendro más extraño posible. Todo ello con sólo deslizar un dedo para juntar vacas.

cow evolution

Así­, lo más divertido de Cow Evolution es descubrir que nuevo tipo de vaca se genera al juntar dos del mismo tipo. Basta con asegurarse la producción de estos animales comprando una mejora que los suministra automáticamente cada diez segundos. De esta forma las cajas con vacas del cielo van cayendo del cielo, siendo el jugador quien ha de desempaquetarlas para que empiecen a defecar por toda la granja. Además, hay que seguir con la mutación, por lo que el usuario se encarga de pinchar y arrastrar aquellas que son iguales entre sí­.

En ese momento se produce la magia. Un nuevo modelo de vaca aparece, generalmente más grande, feo y ridí­culo. Una mutación que sigue pastando y produciendo dinero a través de su boñiga. Eso sí­, de mayor valor. Algo que fomenta que el jugador siga creando engendros y nuevas vacas. Algo que cada vez requiere más animales, tiempo, paciencia y dinero. Es aquí­ donde está el punto adictivo de Cow Evolution. Pero cuenta con varios extras más.

Aparte de su inquietante humor, el juego propone varias mejoras como reducir los tiempos de entregas de nuevas vacas, la compra de diferentes tipos de animal para evitar tener que realizar la evolución completa o, incluso, decorar y personalizar su aspecto con divertidos sombreros. Algo que motiva a seguir generando ingresos y personalizar la experiencia de la mutación aún más. Todo ello en una evolución constante que cada vez implica más recursos y más gestión para el usuario, pero que lo hace también más divertido e inquietante para saber qué nueva versión de vaca saldrá como resultado.

En definitiva, un juego simpático, diferente y que puede permanecer en el terminal unos cuantos dí­as al seguir generando vacas y dinero de forma automática cuando no se está jugando. Cow Evolution está disponible tanto para Android como para iOS y Windows Phone de forma gratuita. Se puede descargar a través de Google Play, App Store y Windows Phone Store, respectivamente. Eso sí­, cuenta con compras integradas para acelerar todos los procesos del juego.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.