ubertaxi

A pesar de las movilizaciones que se están llevando a cabo en España y otras ciudades europeas en contra de la aplicación Uber por parte de las asociaciones de taxistas, esta compañí­a de transporte privado sigue buscando la forma de integrarse en la sociedad y en el negocio del transporte. O eso es lo que se desprende de un nuevo proyecto de Uber conocido precisamente el mismo dí­a que se ha convocado una jornada de huelga para protestar contra el avance de este y otros sistemas de transporte alternativos.

Se trata de UberTaxi, y estarí­a destinado a ampliar las posibilidades de transporte en una ciudad teniendo en cuenta los vehí­culos licenciados y propiamente destinados a ello. Es decir, dar la oportunidad de pedir un taxi normal y corriente pero a través de la aplicación que tantas ampollas está levantando. Sin duda, una buena forma de intentar acercar posiciones con el gremio de los taxistas o, al menos, impedir que sea prohibida en las ciudades donde se está implantando como piden los conductores profesionales.

ubertaxi

Por el momento parece tratarse de una medida piloto recién implantada en Londres, donde también existen quejas por parte de las asociaciones de taxistas. Así­, utilizando la misma aplicación, cualquier usuario podrí­a optar por no pedir un coche del servicio Uber, y sí­ elegir un taxi profesional que empezarí­a a cobrar su tarifa desde el momento en el que llega al punto de recogida. Todo ello pagando la tarifa habitual del transporte londinense, tal y como si el usuario solicitase un taxi llamando por teléfono.

Una estrategia que parece tener poco que aportar a la mecánica que Uber está intentando implantar en Europa, evitando el pago de grandes tasas y disponiendo de vehí­culos elegantes, baratos y disponibles en cualquier momento y lugar. Todo ello solicitándolos desde una aplicación sencilla y permitiendo el pago con tarjeta de crédito incluso aunque ésta no se lleve encima. Por tanto, parece más la respuesta al enfrentamiento con las asociaciones de taxistas. Una manera de buscar el entendimiento y evitar el fuerte rechazo que ha cosechado sus polí­ticas.

ubertaxi

Y es que Uber rompe con el sistema actual de muchas ciudades al presentar una alternativa barata a los usuarios que quieren transporte privado. Algo que podrí­a rallar el fraude laboral y fiscal según los taxistas. En primer lugar porque los vehí­culos no se encuentran regulados y, en segundo lugar, porque sus conductores pueden no estar dados de alta en la seguridad social ni cumplir los requisitos de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. Muy lejos de todos los requisitos legales y económicos por los que deben pasar los taxistas profesionales. Algo que el Ministerio de Fomento español ha puntualizado, recordando que esta práctica podrí­a conllevar una falta muy grave y ser objeto de penalización con multas de hasta 600 euros a los usuarios, y de hasta 6.000 euros para las empresas que los lleven a cabo.

Sin embargo, y a pesar de esta posible ví­a de acercamiento, la jornada de huelga se mantiene con algunos incidentes, y lo que parece una medida de promoción por parte de Uber. Y es que ha llegado a ofrecer descuentos en sus servicios de transporte que rondan el 50 por ciento. Medidas que dejan clara la intención de dar a conocer este servicio a pesar de las quejas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.