Nuevo asistente de Google, más rápido, más inteligente y más capaz

En Google no se quedan de brazos cruzados. Por eso consiguen llamar la atención año tras año en su conferencia para desarrolladores, la bien conocida Google I/O. Durante este 7 de mayo ha tenido lugar su última edición, una cita en la que han hablado de varios aspectos del sistema operativo Android y algunos de los servicios que se dan en él. Entre ellos han destacado las novedades entorno al Asistente de Google. Una herramienta que evolucionará a lo largo de este mismo año para hacerse más rápida y útil para toda clase de usuarios.

Los ingenieros de Google han creado nuevos modelo de entendimiento de lenguaje y transcripción de texto. De esta forma han logrado acelerar hasta en 10 veces el sistema actual del Asistente de Google, que ya destaca por su inmediatez. Todo ello consiguiendo reducir 100 GB de modelos alojados en la nube en un espacio de 0,5 GB para poder llevarlo al terminal. Avances que se traducen en un entendimiento más eficaz, pero también más rápido. Lo que abre, a su vez, la puerta a nuevas formas de interacción con este asistente.

Multitarea a través de varias aplicaciones

Que los procesos lógicos del Asistente de Google se produzcan dentro del terminal permite no solo que el reconocimiento de nuestras palabras sea prácticamente instantáneo, sino que se pueda aprovechar a través de diferentes aplicaciones. Y, por supuesto, sin necesidad de conexión a Internet. Pero lo más llamativo es que ya no necesitaremos lanzar órdenes una por una encabezadas por el comando “OK Google”.

Así, en la presentación hemos podido ver una verdadera ristra de órdenes seguidas como consultar el calendario, escribir un correo, encontrar una foto o buscar una dirección de manera continuada. Con una conversación mucho más natural y sin pausas para enunciar el mencionado comando con el que hasta ahora despertamos a este asistente.

Duplex, el autocompletado del Asistente de Google

Junto a la velocidad, también se han introducido otras mejoras. Concretamente, en la presentación, se ha mostrado el sistema Duplex en la web. Consiste en aprovechar información del usuario que ya maneja el Asistente de Google para ahorrarle tiempo a la hora de autocompletar datos en una página web.

El ejemplo que se ha mostrado es el de alquiler de un vehículo. Con la nueva versión del Asistente de Google, y con datos de nuestro próximo viaje como una tarjeta de embarque en el correo de Gmail, es posible navegar por una página web de alquiler de vehículos y permitir que esta herramienta se encargue de completar tareas como rellenar los datos de usuario, la información de fecha y lugar del alquiler (procedente de la tarjeta de embarque) y otros puntos que no hacen sino restarnos tiempo.

Hasta ahora esta función estaba disponible en Android e iOS en Estados Unidos para la reserva automática de mesas en restaurantes vía telefónica, por ejemplo. Ahora la tecnología se amplía a la web, por escrito, para muchos otros servicios más. Basta con que pidas al Asistente de Google “resérvame un coche para mi próximo viaje”, para que éste haga todo el trabajo sucio. Eso sí, de momento solo estará disponible en los países de habla inglesa a finales de este año.

Un asistente más personal

En los próximos meses el Asistente de Google también será más cómodo de usar. Más natural. Más humano. Y es que entenderá referencias como “la casa de mamá”, “aquí”, o “de mi hermana”, sin que acabe haciendo búsquedas literales en la web. Gracias a la información personal de que dispone, será capaz de saber qué relaciones personales tenemos o dónde se encuentran los lugares a los que hacemos referencia. Eso sí, Google afirma que nosotros seguimos teniendo todo el poder sobre la información personal de que dispone, pudiendo configurar hasta qué punto su asistente gestiona estos datos.

Asistente de Google

Además, gracias a este mejor entendimiento del usuario, también propondrá mejores y más personalizadas sugerencias en torno a recetas, eventos y podcasts. Algo que Google llama “picks for you” o recogido para ti, en castellano. Sugerencias que siempre se marcan con el dato de origen del que proceden. Así que, si se te presenta un plato de comida portuguesa, es muy probable que el Asistente de Google marque dicha receta con un aviso que informe que has dado me gusta o has probado algún plato de dicha cocina.

Un nuevo modo de conducción

Hasta ahora Android Auto ha suplido muchas de las necesidades de los conductores con móvil Android, siempre apoyándose en el Asistente de Google para realizar tareas con una simple orden de voz. Sin apartar la vista de la calzada. Pues bien, pronto el Asistente de Google contará con su propio modo de conducción particular, también centrado en evitar las distracciones al volante.

Basta con decir algo así como “OK Google, vamos a conducir” para abrir una nueva interfaz de modo conducción. Esta reduce las funciones visibles a elementos prácticos como citas del calendario, contactos frecuentes y sugerencias de lugares. Además nos permite interactuar con el Asistente de Google para descolgar el teléfono, enviar mensajes o solicitar direcciones directamente con la voz.

Y esto no es todo. El Asistente de Google también podrá controlar de forma remota ciertos vehículos conectados. Cuestiones como cambiar la temperatura, revisar el depósito o confirmar que las puertas del vehículo están efectivamente cerradas será posible directamente desde el asistente. Claro que esto también llegará de forma limitada a vehículos con el sistema Blue Link de Hyundai y Mercedes Me Connect de Mercedes-Benz a finales de año.

No más “OK Google, apaga la alarma”

La parte de cierre de la presentación del Asistente de Google ha estado protagonizada por un sorprendente anuncio. Un cambio que muchos usuarios parecían esperar con ansia a tenor de los aplausos recibidos tras el anuncio: las alarmas, despertadores y avisos del Asistente de Google, ya sean en el móvil o altavoces inteligentes, se podrán detener con un simple “stop”. Lo que intuimos que en español será un “para” o “detente”.

Asistente de Google Ok Google

Algo que deja atrás la lucha que hasta ahora sufren los usuarios para detener estos avisos. Y es que hay que usar el comando “OK Google, detén la alarma” para conseguir silenciarlo. Mucho más complejo y cansado, sobre todo cuando suena a primerísima hora de la mañana. Eso sí, aunque la función ya está disponible, solo lo pueden utilizar los usuarios de habla inglesa por el momento.

La mayoría de las funciones vistas en Google I/O llegarán a lo largo del año al Asistente de Google. Sin embargo, parece que los usuarios de habla española tendremos que esperar un poco más. Pero estaremos muy atentos ante las posibilidades que abre esta nueva versión más ágil y capaz del Asistente de Google.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,