5 trucos para triunfar en el juego Chicotaz de Semana Santa

Chicotaz está causando sensación en la Google Play Store. Se trata de un entretenido juego de Semana Santa que consiste en guiar a los pasos en diferentes recorridos. Algo así como si tomases el papel del capataz y el costalero a la vez. Diriges el paso, pero también gestionas otras cuestiones como la resistencia de los portadores, la dirección, velocidad… e incluso salvas obstáculos. Un juego realmente técnico que está haciendo las delicias de los jugones más religiosos. E incluso de los no creyentes.

Juega el tutorial

Es básico para entender las mecánicas de este juego. No se lanza de manera predeterminada cuando empiezas a jugar, pero es necesario que te pases por él en el menú principal para asegurarte de entender cómo funciona el paso. En el tutorial no solo aprendes a dirigir el paso y conocer todos los movimientos de los costaleros, también te enfrentas a diferentes situaciones que pondrán en jaque tu habilidad como capataz.

juega el tutorial

Así que te recomendamos muy encarecidamente que le dediques unos minutos para aprender que puedes girar la parte trasera del paso, saber cómo gestionar un giro o incluso evitar problemas con señales, árboles y dinteles. Este juego es mucho más profundo y exigente de lo que esperas, así que aprende cómo funciona.

Desarrolla tu técnica

Con la práctica aprenderás a salvar curvas, feligreses fanáticos que se acercan demasiado al paso, o incluso giros de 90 grados que parecen casi imposibles. Pero si quieres atajar en este proceso de aprendizaje natural, además de jugar al tutorial, te contamos que existen tres niveles de velocidad y de giro para tu paso.

desarrolla tu técnica

De esta manera, cuando emprendas un giro, debes saber que puedes cerrar el arco del mismo hasta en tres ocasiones. Pulsa sobre el botón + con los pies para que el giro sea más cerrado, o en el botón – con pies para que sea más abierto. Y lo mismo sucede con las zancadas. Si pulsas varias veces en el botón + de zancada acelerarás más el paso, llegando antes a los puntos de arrío pero cansando también a tus costaleros. Pulsa varias veces sobre el botón – de zancada para conseguir mayor control en las curvas, por ejemplo.

Conoce tu paso

No todos los pasos son iguales. Y es que, cuando decimos que Chicotaz es un juego técnico y profundo no lo decimos gratuitamente. Sus creadores han pensado en todo para hacer una recreación realista de la experiencia del capataz en Semana Santa. Y esto incluye diferentes niveles con distintos pasos. Cada uno con sus propias características que quedan reflejadas directamente en la experiencia de juego.

conoce tu paso

Para saber cuáles son los puntos fuertes y flojos de los pasos en cuanto a medidas de largo y ancho y a la resistencia, pásate por la sección Pasos en el menú principal. Aquí también interesa atender a las partes sensibles del paso que pueden acabar con tu partida. Hablamos de las figuras y decoraciones que pueden chocar contra dinteles, señales y árboles. Un toque y la partida habrá acabado. Así que es mejor que no te pille de nuevas y conozcas a la perfección el paso que estás dirigiendo.

Apaga la música

Es una característica que casa especialmente bien con la experiencia. De hecho, es todo un acierto haber introducido melodías MIDI propias de Semana Santa, pero con un toque retro y de videojuego clásico que completa la experiencia. ¿El problema? Que son realmente cargantes.

Si eres de los que apagan la radio cuando tiene que aparcar el coche, o simplemente quieres tener los cinco sentidos en no atropellar a nadie con el paso en pleno desfile, nuestra recomendación es que lo apagues en el menú principal. Haz la prueba para comprobar si consigues recorrer más distancia sin la estridente melodía de las cornetas en MIDI.

Adelántate a los problemas

En Chicotaz el realismo está medido al milímetro, a pesar de que es un juego con estilo retro. Algo que apreciarán los jugones clásicos acostumbrados a los juegos de habilidad exigentes. Es por ello que, junto a una desarrollada técnica tienes que ser cuidadoso. Los costaleros gastan mucha energía, y el tiempo de reacción del capataz no siempre es ágil. Así que no esperes a que la barra de energía esté casi completamente vacía para solicitar una parada. Seguramente acabes la partida antes de lo que esperabas.

no apures

Lo mismo ocurre a la hora de tomar curvas o esquivar objetos (personas, balcones, árboles, etc.). El juego se toma unas milésimas de segundo entre el momento en el que tocas el botón de acción y entre el momento de reacción del paso. Es decir, que debes acostumbrarte a adelantarte ante cualquier situación de riesgo. Conoce la forma en la que se mueve tu paso y prevé cualquier posible inconveniente para tener suficiente tiempo de reacción. Cuanto más juegues más desarrollarás esta habilidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp