Cómo usar el teclado flotante de Gboard en móviles de pantalla grande

Tener un móvil de pantalla grande es útil para ver o jugar en él. No hay duda. Pero puede ser un auténtico dolor llevar a cabo otras tareas como escribir con una sola mano. Y es que tener más anchura de móvil que longitud de dedo gordo no es demasiado práctico. Sin embargo, ahí están los ingenieros de Google para dar soluciones. La última llega de la mano de Gboard o el teclado de Google, una aplicación que ahora se adapta a más necesidades de diferentes usuarios como crear un miniteclado flotante. Muy cómodo para escribir con una sola mano.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

No es una función novedosa. Otros teclados como SwiftKey ya cuentan con ella desde hace algún tiempo. Además, algunos medios ya se habían hecho eco de esta misma función de Gboard hace unas cuantas semanas. Sin embargo, es ahora cuando se empieza a dejar ver entre los usuarios de móviles Android. Ya deberías saber que Google lanza sus novedades de forma escalonada, así que es probable que aún esté por llegar a tu terminal. Ten paciencia y revisa las posibles actualizaciones a través de Google Play Store.

Cómo activar el teclado flotante

Puedes comprobar si ya tienes la función o, activarla directamente, siguiendo unos sencillos pasos entre los ajustes del móvil. Una vez abierto el teclado de Google en cualquier aplicación (una conversación de WhatsApp, por ejemplo), solo tienes que pulsar sobre el icono de la G de la esquina superior izquierda.

gboard

Esto despliega las opciones extra del teclado. Así, en lugar de mostrar letras y números podemos encontrar funciones como los GIF, el traductor de Google o incluso una paleta de colores. Si pulsamos los puntos suspensivos llegamos a un nuevo submenú con aún más características. Es aquí donde debería encontrarse el teclado flotante, con su propio icono. Al pulsar sobre esta opción queda activada y el teclado se muestra de forma independiente por encima de la pantalla actual.

Con ello ya tenemos un teclado de menor tamaño que deberíamos poder controlar con un solo dedo de forma sencilla. Lo bueno es que, al ser flotante, podemos llevarlo a cualquier lugar de la pantalla. Solo hay que permanecer pulsando el icono bajo el teclado y arrastrar el dedo allá donde deseemos. Además, si este formato flotante sigue siendo incómodo, siempre podemos realizar una pulsación sobre el icono para moverlo y activar así el control de tamaño. De esta manera, deslizando el dedo desde sus esquinas, podemos agrandarlo o empequeñecerlo a un tamaño más acorde.

teclado flotante

Este teclado flotante no pierde en funciones. Tan solo adapta su tamaño y diseño para seguir moviéndonos por aplicaciones cómodamente sin que desaparezca de pantalla. Mantiene letras y números, y también su buscador de GIF. Todo sigue ahí, pero con un aspecto un tanto diferente y una funcionalidad cómoda para pasarlo de un lado a otro de la pantalla.

Otras noticias sobre...