Cómo evitar que te espíen WhatsApp

WhatsApp es la red de mensajería más usada, y donde vertemos gran parte de nuestras conversaciones, muchas de ellas de tipo íntimo. Por ello, el temor a que alguien pueda espiar comentarios o fotografías de la app se ha convertido en recurrente.

En este artículo vamos a darte algunas pistas importantes que debes tener siempre en cuenta, si quieres garantizar al máximo la privacidad del uso de tu WhatsApp personal.

Nunca dejar el teléfono desatendido

Como descubrimos hace unos meses, gracias a nuestra colaboración con Carlos Aldama, perito informático, una de las formas más comunes de que nos hackeen el WhatsApp es usando la app de escritorio con un segundo móvil. Si se le hace una foto al código QR de nuestro WhatsApp en la app de WhatsApp Web de otro teléfono, se podrá acceder desde ahí a todo el historial de conversaciones y fotos. Por eso es vital no dejar la app abierta nunca si no estamos delante. Solo se necesita un minuto para que alguien pueda completar esta operación.

Bloqueo de app

Algunos teléfonos móviles pueden utilizar su lector de huellas dactilares para bloquear apps en concreto, dando así un plus de seguridad. Nuestra recomendación sería que lo hicieses en concreto con WhatsApp, ya que así, aún dejándote el teléfono encima de la mesa sin bloquearlo, nadie pudiera acceder a esa información. En caso de que tu móvil no cuente con esa función, existen apps en el mercado que nos permiten activar este tipo de bloqueo.

Otro consejo útil que te damos es que reduzcas el tiempo que tarda la pantalla en fundirse a negro y bloquearse al mínimo. Generalmente son 30 segundos. Tenerlo en un minuto es más cómodo para algunas cosas, pero lo cierto es que es suficiente para que nos hagan una mala jugada.

free wifi

Las Wi-Fis públicas, un peligro

Conectarse a redes públicas gratuitas puede ser un peligro, principalmente porque nunca sabemos exactamente a qué nos estamos conectando. Cuando se trata de una red donde hemos accedido a la contraseña porque nos la ha ofrecido alguien, como en un hotel, no es tan problemático, pero en algunos cafés o locales hay que cogerlas con pinzas. Especialmente si vemos varias redes con el mismo nombre. ¿Qué podría pasar? Que alguien haya creado una falsa red WiFi para que nos conectemos a ella, y así poder acceder a la información en nuestro teléfono, incluido WhatsApp.

Cuidado con los ordenadores públicos

Antes hablábamos del peligro de que alguien pueda usar WhatsApp Web para conectarse a tu cuenta desde otro móvil, pero hay más posibilidades que rodean a la app de escritorio de WhatsApp. En concreto, si nos conectamos en algún ordenador público, en un hotel o biblioteca.

Si mientras lo hacemos, nos conectamos a WhatsApp Web, es muy importante que al terminar cerremos la sesión, ya que por defecto se mantiene abierta. La manera de cerrar la sesión es desde nuestro móvil, dirigiéndonos a Configuración<WhatsApp Web.

Letra de la pantalla

Este último consejo es para los especialmente recelosos de su privacidad. Si nos preocupa que alguien pueda leer nuestras conversaciones mirando literalmente por encima del hombro, una de las soluciones es elegir una letra de pantalla que sea suficientemente pequeña para que no puedan entenderla desde una cierta distancia.

Es una decisión que tiene su punto negativo, ya que si nos pasamos reduciendo el tamaño de la letra, nuestra propia experiencia de usuario se va a ver afectada, así como también nuestra salud ocular. En cualquier caso, no está de más conocer ésta como una alternativa posible para algún momento puntual.

Con estos consejos, podréis disfrutar de un uso más seguro de vuestra aplicación de mensajería favorita.

 

Tags: