5 cosas ilegales que haces en WhatsApp y que probablemente no sepas

Hay ciertas apps que usamos con tanta asiduidad que a veces nos olvidamos de que todo lo que publicamos en ellas está siendo registrado por escrito. Esto puede volverse en nuestra contra si no tenemos cuidado.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Y es que, tanto las leyes de Protección de datos como las de Propiedad intelectual están mucho más presentes de lo que creemos al usar WhatsApp. En este artí­culo vamos a enunciarte cinco tipo de comportamientos que, por si no lo sabí­as, están penados por la ley (cuando se denuncian).

Compartir fotos y pantallazos sin permiso

Un clásico. Que tire la primera piedra quien no haya compartido alguna vez una captura de pantalla de otra persona, generalmente con información delicada o comprometedora de esa persona. Pues lo cierto es que ese comportamiento es denunciable, de diversas maneras.

Por un lado, si estamos compartiendo datos privados de una conversación en la que no estamos formando parte, podemos incurrir en delito. Si somos parte de la conversación o el grupo de WhatsApp y compartimos la información, y al hacerlo estamos revelando datos que atenten contra el honor de la persona, también podemos meternos en problemas.

carcel whatsapp

Estas acciones son aún más graves si, además de compartirlo con otros usuarios de manera privada, lo hacemos por redes sociales. En casos de bullying y otro tipo de acoso, pueden ser motivo de denuncia . Por ello, cuidado con hacer ciertas bromas, no sea que os salga el tiro por la culata.

En el caso de las fotos, el razonamiento es muy parecido. Tanto sustraer como publicar fotos privadas de un usuario son un acto que puede acarrear graves consecuencias, al violar el derecho a la privacidad (y dependiendo del contenido de las fotos, el honor) de la otra persona.

Espiar la cuenta de la pareja

Otro comportamiento que podrí­a parecer inocente pero que es punible si se denuncia. Entrar en la cuenta de WhatsApp de una pareja o conocido es ilegal si se hace sin consentimiento. Aún más grave es si, de alguna manera, hackeamos la cuenta de esa persona para conseguir información o datos.

La cosa puede ponerse más seria y empeorar si encima llegamos a utilizar la cuenta de la otra persona sin consentimiento, suplantando su identidad. Esto es también un delito tipificado en el artí­culo 197 del Código Penal, llamado “Hackering”.

La red está llena de apps que prometen un servicio de espionaje al WhatsApp de personas cercanas, lo que demuestra que esa demanda existe. Al margen de que la mayorí­a de estas aplicaciones suelen ser trampas con virus, no os dejéis llevar por la ansiedad de ciertos momentos, si no queréis pagarlo caro.

WhatsApp también permitirá enviar dinero a través de los chats

Realizar amenazas

Éste puede, a priori, parecer el más obvio. Sin embargo, es más común de lo que parece utilizar un lenguaje abusivo pensando que nada nos puede pasar. Insultos a la pareja, acoso escolar o en el trabajo… todo cuenta como amenaza si supone una violación del honor.

Nunca debemos olvidar que la Ley no contempla el concepto de “broma” o “ironí­a”. Si decimos algo, nos hacemos responsables del significado de esas palabras. Por eso, si tenemos un acceso de ira, o muy mala baba contra alguien, es bastante más recomendable que lo paguemos con la almohada, antes que escribir unos mensajes de los que luego nos podamos arrepentir. Ahora existe el modo de Eliminar mensaje, pero una captura a tiempo puede ser suficiente para ponernos en un aprieto.

Incluir a personas en grupos sin consentimiento

Probablemente, de todos los puntos de este artí­culo, éste sea el que más os sorprenda. “¿Dónde está el mal en incluir a alguien en un grupo de WhatsApp?”, podréis preguntar. “Es libre de salir siempre que quiera”, argumentaréis.

Es normal que os parezca extraño, ya que la última resolución al respecto se ha tomado recientemente. En ella, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ha considerado como infracción grave la inclusión en grupos de WhatsApp sin consentimiento, con penas de hasta 300.000 euros en caso de denuncia.

Esta decisión no está pensada tanto para los grupos de amigos como para grupos que puedan buscar un alcance masivo, especialmente de tipo informativa y/o institucional. Con esta medida se busca evitar que cierto tipo de cadenas de mensajes, donde se incluyen bulos o informaciones dañinas, se expandan de manera rápida.

Según la AEPD, se debe pedir permiso explí­cito a la persona antes de proceder a incluirla, si se quiere evitar la infracción. Los odiadores de los grupos de WhatsApp, que son muchos, estarán encantados de conocer esta noticia.

Cómo borrar mensajes, fotos y ví­deos de WhatsApp para liberar espacio

Usar WhatsApp siendo menor de 14 años

Dejamos para el último punto uno que es realmente una advertencia. Las apps de mensajerí­a, especialmente WhatsApp, se han convertido en un servicio casi obligatorio para mantener una vida social, especialmente entre la población más joven. Este sector va accediendo al móvil cada vez más pronto, pero la ley pone lí­mites.

Según los términos y condiciones de WhatsApp, ningún usuario menor de 13 años puede abrirse una cuenta de WhatsApp. Y si tiene entre los 13 y la mayorí­a de edad, tiene que contar con la aprobación de un padre o tutor que responda de los términos y condiciones en su nombre.

Esas condiciones están sujetas a la propia ley de cada paí­s, que en nuestro caso es la Ley Orgánica 1/1982, del 5 de mayoen su artí­culo 13 referido a la Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen. En esta Ley, se considera que la edad mí­nima para poder operar en estas redes es de 14 años, y sujeto siempre a tutela.

WhatsApp mensaje roto

La ley está en constante renovación en todo lo que tenga que ver con Internet, redes sociales y aplicaciones. Por eso es muy importante estar actualizado de todos los cambios y novedades, ya que ciertas actitudes o acciones que antes no se castigaban, ahora sí­ lo son.

Ahora estás más informado de cuáles son tus derechos, y también de qué manera puedes llegar a violar los de los demás. Por eso, aunque WhatsApp sea una aplicación meramente recreativa, ten cuidado con no dejarte llevar por ciertos impulsos y piensa dos veces antes de actuar.