Las situaciones más divertidas que te pueden pasar en CATS

Que unos gatos piloten auténticas y sanguinarias máquinas de guerra no es, ni de lejos, lo más ridí­culo de CATS. La ingenierí­a que hay detrás de cada carro de combate puede crear toda clase de situaciones en la arena de batalla. Desde vuelcos involuntarios hasta vuelos acrobáticos. Y es que puede pasar de todo en este juego. Algo de lo que nos hemos percatado jugando y a través de diferentes redes sociales. Y es que los jugadores no dudan en compartir todos esos momentos divertidos y ridí­culos de CATS. Aquí­ hemos hecho una recopilación.

El gato voladooooor

Parece mentira, pero aunque no hay hélices o motores de avión, los gatos de CATS han aprendido a volar. Basta con un buen propulsor y un altavoz. Le añadimos un poco de inercia y un buen choque”¦ y listo. Ya tenemos gato volador. Cuidado, puedes salirte de la pista.

La bomba lapa

Vale, seguramente lo de este jugador es pura suerte. Pero es igualmente divertido, ridí­culo y sorprendente. Su vehí­culo roca propulsado acaba literalmente incrustado en el tanque enemigo. Esto hace que una de sus ruedas del enemigo se adelante lo suficiente como para que sea la primera parte con la que chocan las cuchillas. ¿Ingenioso o loco?

Una apuesta segura

cats apuesta segura

Seguro que has tenido más o menos problemas con las apuestas. Nunca se sabe bien si el poder de un tanque será la clave de su victoria, o la ingenierí­a del enemigo y la suerte ganen la batalla. En este caso concreto nosotros nos jugamos una mano, si hace falta. Estamos segurí­simos de que un valor de ataque de 32 puntos en forma de aguijón es suficiente para hacerse con el tanque de cohetes con capacidad de daño de 3.846 puntos. ¿O era al revés?

Lucha de ballenas

¿Qué es peor que dos ballenas enfurecidas? Pues dos ballenas enfurecidas y con altavoces explosivos. ¡Claro! Este ví­deo nos deja un testimonio gráfico de lo que implica diseñar correctamente un vehí­culo de guerra. Si lo haces mal, sales volando. Literal.

La máquina fantasma pero presumida

cats máquina presumida

De esto que estás un dí­a decorando tu chasis para que quede de lo más reshulón, y te encuentras con un bug o fallo del juego. Y acabas decorando el aire por encima de tu vehí­culo. Este jugador se pasó con la customización hasta el punto de dejar loco al juego. ¿Cuántas pegatinas se pueden poner a un tanque?

¡Gato va!

No podemos creer que el diseño original de este tanque estuviera pensado para este uso. Pero el ví­deo no deja lugar a dudas: puedes practicar el tiro al plato, o el tiro al gato, en CATS. Basta con un tanque que vuelque tras el envite del contrario. Un altavoz que lance al enemigo por los aires y, un oportuno y potente láser que lo desintegre en pleno vuelo. Nos ha encantado, sinceramente. Y lo peor es que no es el único caso de su historia.

Volando voy, volando vengo

Las carretillas elevadoras tienen un  poder especial en CATS. Hablamos de ese bug o fallo que les lleva a elevarse por los cielos sin razón aparente. Pues bien, hay quien ha puesto esto en práctica contra sí­ mismo. El resultado es casi artí­stico. Es bello, es intrigante y es sorprendente. Y por suerte lo podemos ver en ví­deo.

Sube que te llevo

La magia de CATS también se descubre en esas divertidas situaciones en las que todo se descontrola. Aunque le hayas dedicado muchos ensayos a tu último diseño, es posible que al final todo salga como no esperabas. Seguro que a este jugador, lo de subirse a los tanques contrarios, no se le habí­a pasado por la cabeza. Claro que, visto lo visto, el resultado no es demasiado bueno para él.

En este segundo y similar caso, sin embargo, la cosa acaba mucho mejor. Un buen aterrizaje sobre una parte desprotegida y listo. A ganar batallas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp