tankout

Más de uno recordará sus partidas en la SNES tratando de destruir al enemigo en Battle City, aquel juego de tanques. Pues bien, por suerte estamos en el año de la nostalgia ”˜videojueguil”™, como ya ha demostrado Nintendo con el lanzamiento de su consola clásica en versión reducida. Ahora, los jugadores móviles tienen una nueva opción para revivir aquél Battle City. Se llama Tankout, y es un juego frenético que sigue la estela de Slither.io, pero con tanques y estructuras defensivas.

La idea es tan sencilla que abruma. Basta con entrar en una partida para encontrar a jugadores de todo el mundo controlando sus propios tanques. Aquí­ no hay más regla que la de sobrevivir. Por ello hay que ser ágil y rápido a la hora de defenderse, o adquirir una actitud ofensiva para aguantar el máximo tiempo posible sobre la arena. Los disparos vuelan por doquier, y la estética luminosa y pixelada hace que todo tenga un toque retro pero moderno de lo más atractivo. Sobrevivir más de un minuto es una tarea casi imposible.

tankout partida

En el mapeado del juego, además de enemigos y disparos perdidos en todas direcciones, existen estructuras y monedas. Cada jugador puede construir su propio fuerte para tratar de evitar la ofensiva enemiga. Ya os adelantamos que no hay barrera que los disparos de un tanque no puedan destruir, pero el juego se pone mucho más interesante si hay pasillos, fuego y otros elementos que te obligan a redirigir tu camino y tu ataque. Por supuesto, son las monedas las que permiten construir todos estos muros y elementos durante la partida, así­ que recogerlas es una prioridad para el jugador que quiera sobrevivir en Tankout.

Nada más iniciar el juego es posible sumarse a una partida ya en marcha. Se listan en la parte central de la pantalla y marcan, entre paréntesis, el número de jugadores que hay en ellas. Por supuesto, también es posible dar nombre y crear una completamente nueva. Cada partida tiene un escenario predefinido con una zona de combate y un entorno. Todo es destruible si nada indica lo contrario. Al disparar a los diferentes bloques encontramos las preciadas monedas. Todo ello sin que nos vuelen por los aires, claro está.

Con los suficientes recursos pecuniarios, es posible desplegar la ventana emergente desde la parte inferior de la pantalla. Aquí­, como si se tratase del mismí­simo Minecraft, es posible encontrar diferentes tipos de bloques para construir muros. Algunos se destruyen fácilmente, otros no tanto. Incluso hay algunos que hacen rebotar los disparos. Aquí­ la creatividad y el dinero del usuario son la clave.

Una vez que acaban con nuestros tres corazones, la partida acaba. Algo que suele ser bastante rápido. Solo un listado de los mejores jugadores en la esquina superior derecha nos ayuda a comprobar quién es el rey de la partida.

En definitiva, un juego que mezcla la idea de Battler City con Slither.io y algo de Minecraft. Todos los elementos necesarios para crear un juego de éxito. Eso sí­, siempre y cuando la conexión a Internet sea buena. Y es que encontramos problemas de lag que puede que se acentúen si el juego acaba recibiendo muchos jugadores. Lo bueno es que se puede disfrutar de forma gratuita. Solo hay que descargarlo desde Google Play Store o a través de la App Store. Cuenta con compras integradas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.