prisma

¿Has visto cómo tus contactos y perfiles llenan su Instagram de fotografí­as que parecen cuadros? Quizá no hayas oí­do hablar de Prisma, pero es la aplicación con la que están haciendo esas obras de arte. Y es que está causando sensación gracias a los efectos que consigue. Una sencilla herramienta que permite pasar del hiperrealismo de una fotografí­a habitual al cubismo más abstracto, los colores y trazos de una obra pop o incluso el aspecto de una acuarela. Todo ello con sorprendentes resultados.

Se trata de una aplicación de edición fotográfica que está llamando la atención gracias a la calidad de sus efectos. Transformar una imagen normal en un cuadro, un cómic o un dibujo no es nada nuevo, pero cuando se consigue representar los trazos del pincel, la textura del lienzo o estilos muy definidos, la cosa cambia. Y ese es, precisamente, el valor añadido de esta aplicación que tanto está gustando desde hace semanas, cuando empezó a estar disponible en la plataforma iOS.

prisma

Ahora llega a Android para que más usuarios puedan transformar sus selfies, un paisaje o una foto familiar en un verdadero cuadro. Todo ello de forma sencilla, escogiendo una foto ya guardada en la galerí­a del dispositivo, o captando un instante mediante la cámara para selfies o la cámara trasera. A partir de ese momento comienza la verdadera diversión.

Como si se tratara de Instagram, Prisma obliga a dar un formato cuadrangular a la fotografí­a del usuario. Tras recortarla y rotarla, si es menester, se aplican los filtros. Estos aparecen en un carrusel en la parte inferior de la pantalla ordenados según la frecuencia de uso. De nuevo, tal y como sucede en la red social de fotografí­a, es posible escoger el deseado y aplicarlo sobre la fotografí­a elegida. Este proceso puede tardar varios segundos, siendo necesario una conexión a constante a Internet. Esto se explica porque las imágenes se procesan en los servidores de la aplicación. Por ello, el proceso requiere enviar la imagen, aplicar el efecto y descargarla. Algo que puede retrasarse varios segundos.

El resultado bien vale la espera. Prisma cuenta con 36 efectos diferentes que tocan una amplia variedad de estilos pictóricos. De esta forma se da pie a transformar la imagen real en un cuadro abstracto, expresionista, realista, una acuarela, un cómic”¦ basta con escoger el filtro y ver el resultado en pantalla. Un proceso que, aunque lento, resulta casi hipnótico. Todo ello pudiendo escoger el porcentaje de aplicación de dicho efecto sobre la imagen real con solo deslizar el dedo a izquierda o derecha sobre la fotografí­a.

prisma

Una vez que se ha dado con el resultado ideal, ya solo queda compartir la imagen resultante. Para ello es posible usar los botones de Facebook e Instagram, lo que permite llevar a cabo el proceso directamente, o mediante el botón compartir para escoger otra aplicación diferente.

Hay que decir que Prisma cuenta con un sello o marca de agua que se coloca en la esquina inferior derecha. Eso sí­, es posible deshacerse de ella en el menú configuración, en el icono de la rueda dentada de la pantalla principal de la aplicación. Sin necesidad de pagar por ello.

En definitiva, una herramienta de edición fotográfica que está causando sensación y que ya se puede descargar gratis a través de Google Play Store. Cuidado con la gran cantidad de copias no oficiales. También está disponible en App Store. Es completamente gratuita.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.