tinder

tuexperto RecomiendaLas aplicaciones sirven para todo. Y es que detrás de cada una de ellas hay un desarrollador o equipo de desarrolladores buscando satisfacer una necesidad. Ya sea encontrar un lugar, estar en contacto directo o incluso ligar. Y precisamente en este ámbito de encontrar pareja hay una extensa variedad de opciones, destacando por encima de todas ellas Tinder, que ha conseguido hacerse famosa en el último año.

Se trata de una sencilla aplicación que se aprovecha de los perfiles de la red social Facebook para ligar, encontrar pareja o, simplemente, conocer nuevas personas. Todo ello de una manera muy sencilla que pasa por valorar positiva o negativamente otros perfiles de usuarios que se encuentran cerca. De esta forma se ponen en contacto y se deja que sea la quí­mica la que diga si existe algún tipo de interés entre ellos. La quí­mica y otros algoritmos y requisitos que esta aplicación tienen en cuenta a la hora de mostrar perfiles cercanos. Cuestiones que analizamos en detalle a continuación.

Facebook como base para ligar

El principal requisito de la aplicación Tinder es que el usuario posea una cuenta en la red social Facebook. Un paso ineludible y en el que basa la práctica totalidad del conocimiento del usuario para encontrar otras personas afines. Así­, cuanto más prolí­fico sea el perfil de Facebook del usuario, más datos y detalles tendrá Tinder para mostrar contactos. Y no sólo eso, ya que también ahorrará el trabajo de completar el perfil de la aplicación para ligar.

tinder

Es por ello que la aplicación Tinder solicita al usuario vincular su cuenta de Facebook para comenzar su uso. Con ello, obtendrá varias fotos de perfil para mostrar a sus ligues, una descripción de su persona para mostrar, su edad, su ubicación y sus intereses. Cuestiones como páginas a las que se sigue, contactos, perfiles”¦

Eso sí­, los usuarios más celosos de su intimidad y los que sientan vergí¼enza por utilizar aplicaciones para ligar pueden estar tranquilos. Y es que Facebook nunca mostrará ningún detalle acerca del uso de Tinder, sin saber así­ quién lo usa, o a quién le gusta.

Un funcionamiento sencillo y directo

Una de las ventajas de Tinder es que da pie a que cualquier tipo de usuario encuentre pareja. No importa si es hombre o mujer, heterosexual, homosexual o bisexual. Basta con crear el perfil ayudándose de los datos de Facebook y comenzar a consultar otros usuarios de Tinder cercanos. Así­, se presenta una colección de contactos que pueden interesar por cercaní­a, afinidad de gustos o criterios de búsqueda. Con ello, el usuario sólo debe pulsar sobre el corazón para mostrar interés por dicha persona, o sobre la equis para perderla de vista. Sencillo y muy directo. Algo que además se puede realizar más cómodamente con rápidos deslizamientos del dedo a derecha (gusta) o izquierda (no gusta) sobre la imagen del perfil.

tinder

Eso sí­, siempre es posible escudriñar un poco más en detalle a los contactos con los que se topa el usuario. Basta con pulsar sobre el botón i de la parte inferior de la pantalla para acceder a su información de perfil. Aquí­, deslizando el dedo de derecha a izquierda es posible ver el resto de fotos publicadas por el contacto, si es que cuenta con ellas. También se detalla su edad, su descripción y los posibles intereses que se tenga en común con dicha persona. Además, en la parte superior de la pantalla siguen presentes los botones para mostrar interés o desinterés por su persona. E incluso la opción de denunciar dicho perfil si no es real, o supone algún abuso.

Los encuentros, el resultado de ser correspondido

La clave de Tinder reside en que ambos usuarios deben marcar con el corazón al otro. Es decir, que el interés sea recí­proco. Es entonces cuando se produce el encuentro o match. En ese momento la aplicación notifica a ambas personas que el gusto de encontrarse es mutuo, y plantea la posibilidad de comenzar un chat o conversación donde escribirse mensajes gratuitos e instantáneos. Un primer paso para comenzar una relación o conocerse antes de quedar y descubrir si hay magia entre ambos.

tinder

En estas conversaciones los usuarios únicamente pueden intercambiar mensajes, aunque pueden incluir emoticonos Emoji para dar más dinamismo y expresividad al chat. Quedan fuera, así­, las fotografí­as y ví­deos como sí­ se permite en otras herramientas de ligues. Aunque existen otras opciones en Tinder.

Compartiendo momentos con los encuentros

Una de las actualizaciones más notables de esta aplicación buscaba suplir la necesidad de compartir nuevas imágenes con los encuentros. Se trata de los momentos. Fotografí­as que el usuario puede publicar para todos sus encuentros, permitiendo ver qué hace, dónde se encuentra o, simplemente, compartiendo selfies y fotos que ayuden a mostrar más sobre su persona. Basta con moverse en las pestañas de Tinder y pulsar sobre el icono de la cámara. Así­, sólo hay que tomar una imagen, aunque las posibilidades de ésta se multiplican gracias a sus herramientas de edición.

tinder

De tal forma, el usuario puede retocar la fotografí­a tomada aplicándole uno de los cuatro filtros que posee para que luzca vintage, con más colorido o simplemente con aspecto más sofisticado. Además, es posible redactar texto o incluso dar unas cuantas pinceladas con el dedo, dibujando trazos de color para dibujar sobre la imagen, resaltar algún detalle o eliminar parte del encuadre si así­ se desea. Una vez publicado el momento o imagen, queda a disposición del resto de encuentros logrados con otros usuarios de Tinder durante 24 horas, tiempo tras el cual se eliminan. Mientras tanto, pueden dar a Me Gusta o incluso comentarlo. Una buena forma de compartir contenido para generar debate entre los ligues, aunque sin poder hacerlo de forma privada.

Los criterios de búsqueda, la clave para encontrar alguien afí­n

Vincular Tinder con Facebook ya permite que la aplicación recoja datos e intereses que pueden llegar a dilucidar incluso la orientación sexual de quien lo usa para encontrar pareja. Sin embargo, siempre es preferible acceder al menú desplegable de la parte izquierda de la aplicación para encontrar la sección Preferencias de Descubrimiento. Aquí­ el usuario puede activar o desactivar el descubrimiento si quiere pasar desapercibido temporalmente o en algún lugar, sabiendo que el resto de usuarios no podrán verlo. Pero también es útil al permitir elegir el sexo de los contactos que va a encontrar, el margen de edad y la distancia máxima. Muy útil para cerrar el cí­rculo de los perfiles que valorar. Eso sí­, los algoritmos de búsqueda y descubrimiento de Tinder son inteligentes, y reconocen patrones y gustos del usuario, por lo que los resultados pueden variar, e incluso extralimitarse a los criterios especificados por el usuario.

tinder

También es útil pasarse por la sección Ajustes para establecer cuándo recibir notificaciones. Y es que no siempre es adecuado que una notificación con el peculiar sonido de Tinder resuene en el medio de transporte, el bar u otros lugares. Desde aquí­ es posible establecer diferentes preferencias para los sonidos y avisos de Tinder.

La privacidad y seguridad del usuario por encima de todo en Tinder

Los usuarios de Tinder no tienen por qué sentirse avergonzados de utilizar una de las aplicaciones más famosas y multitudinarias para ligar. Y es que precisamente que otras personas hagan uso de ella es lo que le ha dado la fama y permite encontrar pareja o ligue. Lo bueno es que cuentan con la seguridad de que su vinculación con Facebook no supone la publicación de ningún contenido en esta red social. Además, ninguno de los amigos aquí­ añadidos sabrá si usa o no Tinder en ningún momento, a menos que lo descubra a través de la propia aplicación.

Tampoco deben preocuparse por que otros usuarios de Tinder conozcan su ubicación exacta. Y es que ésta siempre está protegida, mostrando únicamente la distancia aproximada a la que se encuentran, pero nunca un punto concreto.

Además, las conversaciones y contenidos compartidos a través de Tinder son efí­meros. Empezando por los momentos, que sólo están disponibles durante 24 horas antes de desaparecer completamente, o incluso las conversaciones y los encuentros que desaparecen si el usuario desinstala la aplicación o bloquea al otro usuario. Algo que ayuda a proteger la privacidad del usuario, aunque no en su totalidad.

tinder

La práctica hace al maestro

Incluso en cuanto a ligar se trata, hay diferentes técnicas que parecen funcionar. Tanto es así­ que hay quien llega a dedicarse profesionalmente al asesoramiento para ligar a través de Tinder. Según parece, escoger las fotos correctas ya supone todo un punto a favor para llamar la atención de otros usuarios. Fotos naturales donde se muestre alguna actividad o relación con otras personas muestran una faceta más atractiva del usuario. Desde luego, los selfies y las fotos de cuerpo entero (siempre que haya material para enseñar) también son un gran reclamo. Los expertos en asesoramiento también confí­an en un texto de descripción sencillo y directo. Algo que evite mostrar demasiado alguna faceta que pueda malinterpretarse del usuario o algún complejo. Una mera descripción que muestre interés por conocer a alguien y que pueda mostrar hábitos o aficiones para ayudar a una primera conversación. A partir de aquí­, y si se produce el encuentro, ya sólo queda esperar que exista algo de magia entre estas personas.

Claro que también existen técnicas algo más agresivas como publicar en Facebook (con el fin de utilizarla en Tinder) una imagen retocada con un logotipo o marco que indique que este usuario es el encuentro del dí­a. Una buena forma de llamar la atención de otros usuarios, aunque con truco.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp