timberman

Los juegos casuales de habilidad que ponen por las nubes su dificultad siguen siendo una apuesta segura en las plataformas móviles. Y es que parece que esta moda no pasa a la historia después de que el famoso y desaparecido tí­tulo Flappy Bird corriera de forma viral de smartphone en smartphone. Ahora recoge su testigo el tí­tulo Timberman. Un divertido y adictivo juego que sólo es sencillo en concepto.

En Timberman el jugador toma el papel de un fuerte leñador encargado de acabar con un árbol que no tiene fin. Para ello tala porciones desde la base del largo árbol haciendo que éste vaya cayendo tras cada hachazo. Así­ hasta que la energí­a del leñador o una rama del árbol acaben con la partida. Un planteamiento sencillo que permite jugar en un instante en cualquier momento y lugar, pero que reta al usuario a superar su propia marca constantemente, recompensándolo con algunos extra para hacerlo más ameno.

timberman

Bajo este planteamiento se esconde una jugabilidad muy sencilla aunque difí­cil de llevar a cabo. Basta con pulsar la pantalla con un dedo al lado izquierdo o derecho del árbol para realizar el tajo desde esa perspectiva. Un punto importante teniendo en cuenta las ramas del árbol van cayendo por cada uno de estos lados, y que es necesario evitar en cada tajo para no morir y acabar la partida. Y esto es todo lo que hay que hacer en Timberman. Eso sí­, siempre con un ojo pendiente de la energí­a restante del leñador, la cual se recupera al hacer cortes continuados en poco tiempo para evitar que se agote y se acabe la partida.

Cada cierto número de hachazos el nivel de la partida va aumentando. Algo que se nota en la velocidad con la que cae el árbol, la música acelerada y el descenso de la barra de energí­a. Por tanto, el jugador debe desarrollar su habilidad y técnica para ser capaz de seguir el ritmo creciente del juego. Así­, cada hachazo queda contabilizado y permite al usuario desbloquear otros personajes con los que jugar. Un extra que busca evitar que resulte una mecánica repetitiva, pudiendo así­ retar al usuario a superarse y conseguir cierto número de tajos para cambiar el aspecto del personaje por diferentes caracteres, algunos de ellos tan famosos como el Presidente de Estados Unidos o el famoso personaje del Equipo A, Mr. T. Unos componentes extra que también se pueden desbloquear mediante el pago de dinero real, que además elimina la publicidad de la aplicación.

Cabe destacar el aspecto visual de este juego, en el que los gráficos apuestan, al igual que en Flappy Bird, por el estilo pixelado con varias profundidades aunque todos los elementos en dos dimensiones. Un aspecto sencillo pero atractivo que permite funcionar de forma fluida en cualquier terminal. Además, Timberman cuenta con un aspecto social al permitir registrar los records y compararlos con otros usuarios y amigos. Pero lo mejor es que se puede descargar completamente gratis a través de Google Play y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.