mimitos

Tras la fiebre de los Tamagotchi en los 90, y más recientemente la de Pou hace tan sólo un par de años, una nueva y adorable mascota asoma el hocico en la pantalla de los smartphones. Se llama Mimitos y es un enternecedor gato callejero. Una mascota a la que hay que atender y cuidar para satisfacer todas sus necesidades y conseguir que sea un animal feliz. Algo que no siempre resulta sencillo y cuyos descuidos el jugador acaba pagando con el mal genio del animal. Como la vida misma, vamos.

Se trata de un juego que sigue las mecánicas de las mascotas virtuales vistas hasta el momento. Así­, el objetivo de Mimitos Meow! Meow! Es mantener a este gato alimentado, aseado, contento, descansado y cubierto de mimos para evitar que coja las maletas y se vaya de casa. Pero para lograr eso es necesario mantener un equilibrio y realizar toda clase de tareas y participar en minijuegos divertidos.

mimitos

De esta forma, y aunque Mimitos es el auténtico protagonista del juego, es el jugador quien debe dirigir todas las acciones. Basta con moverse a la habitación acorde a la necesidad que se quiera cubrir para encontrar las herramientas necesarias para ello: cocina, baño, salón, dormitorio, etc. Lugares donde encontrar el frigorí­fico con diferentes alimentos que alimentan al gato hasta incluso ponerlo gordo, la bañera para frotarlo con la esponja y lograr que esté completamente limpio”¦ actividades que requieren de la interacción del usuario, siempre sin olvidarse de acariciarlo y darle muchos mimos.

Pero no todo es así­ de sencillo. Los productos y alimentos no son ilimitados, siendo necesario reponerlos para poder cubrir las necesidades de Mimitos. Para ello es necesario comprar nuevos productos en la tienda a cambio de monedas ficticias. Monedas que es posible ganar participando en los diferentes minijuegos que sirven para contentar al protagonista, aunque acaben con su energí­a. Ya sea saltar en camas elásticas, recoger monedas en un mundo que no deja de moverse, cazar insectos o viajar en platillos volantes, cuanto más se juega más dinero se obtiene.

http://youtu.be/sQHP-EzjC0M

Estas recompensas no sólo sirven para llenar el frigorí­fico, sino que el jugador tiene toda una colección de complementos para vestir a Mimitos a su gusto. Complementos que también se aplican a la decoración de la casa, pudiendo personalizar las diferentes habitaciones según las posibilidades de cada uno. Algo que se puede potenciar, cómo no, comprando elementos con dinero real, evitando así­ invertir mucho tiempo jugando con el protagonista. Aunque es una cuestión completamente opcional.

Un punto extra de este juego es que es muy social. Así­, es posible visitar a otros jugadores amigos para interactuar con sus propias mascotas y echar un ojo a la decoración de sus habitaciones.

En definitiva, un tí­tulo divertido pero sobre todo adorable. Y es que la estética de corte japonés consigue que las situaciones y reacciones de Mimitos ablanden el corazón del jugador. Pero lo mejor de todo es que Mimitos Meow! Meow! se puede descargar gratis a través de Google Play y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.