furious driving smartphones

Después de haber arrancado su andadura para ordenadores Mac, el juego de conducción Furious Driving aterriza en las plataformas móviles Android e iOS para satisfacer las necesidades de velocidad y derrapes de los jugadores. Y es que se trata de un tí­tulo frenético que pone al lí­mite la habilidad del usuario en carreras contrarreloj en diferentes entornos y ante el volante de varios vehí­culos para demostrar la pericia y reflejos a cada curva del recorrido.

Furious Driving es un juego de conducción centrado en carreras contrarreloj donde la habilidad del jugador al volante es la clave para terminar cada circuito. Y es que es necesario alcanzar los diferentes checkpoints o puntos de control para sumar tiempo de carrera al marcador y continuar así­ en el circuito hasta cruzar la lí­nea de meta o, en su defecto, hasta que el cronómetro llegue a cero. Algo que resultarí­a de lo más sencillo si no fuera por el serpenteante trazado de las carreras o el tráfico existente en ellas que añaden dificultad, riesgo y emoción a cada circuito.

furious driving smartphones

Basta con iniciar el juego para escoger entre cinco diferentes vehí­culos disponibles desde un principio, sin necesidad de desbloquearlos con pagos o mediante retos. Sólo hay que deslizar el dedo para moverse entre los supe bólidos basados en vehí­culos reales. Todos ellos con un detallado modelado que permite disfrutar de sus formas, reflejos sobre la carrocerí­a y la emoción de conducir tales vehí­culos. Además, sólo hay que pulsar sobre ellos para cambiar la pintura de la carrocerí­a y escoger la más afí­n o la que se quiera disfrutar en cada carrera. Eso sí­, hay que tener muy en cuenta las prestaciones de cada uno de ellos antes de escoger el trazado a correr.

En Furious Driving el jugador puede enfrentarse a tres dificultades diferentes según el circuito que escoja.  Una buena forma de empezar a entender la mecánica del juego es empezar a correr en la pista The Alps, basada en Los Alpes, donde la carretera está trazada entre montañas y un clima de invierno poco recomendable para correr. Más complicado es el trazado Downtown que se desarrolla en las calles de una ciudad con la dificultad añadida del tráfico. Finalmente es posible escoger la dificultad Profesional si se escoge el desierto de Desert Road.

Una vez en el juego el usuario sólo tiene que confiar en su pericia y sus reflejos. Y es que la jugabilidad de Furious Driving se centra en el sensor giroscopio del terminal, pudiendo girar en cada curvo con sólo voltear el terminal a izquierda o derecha. Además existen otros botones en pantalla para recolocar en el circuito el vehí­culo en caso de accidente o salida de pista, además del freno o el cambio de vista para conseguir una experiencia más subjetiva.

Un punto extra a tener en cuenta en este juego es que los vehí­culos reciben daños. Choques, arañazos y otras cuestiones que quedan reflejadas en la maltrecha carrocerí­a y que pueden afectar a la conducción. Sin embargo es posible recoger powerups y otros objetos durante la carrera para repararlo, sumar más tiempo o incluso restarlo si son trampas.

En definitiva, un juego divertido, con un aspecto visual llamativo y trabajado que se disfruta sobre todo en el modelado de los escenarios y vehí­culos, y una sensación de velocidad y emoción que pocos juegos ofrecen. Pero lo mejor es que se trata de un juego completamente gratuito, pudiendo descargarlo en Google Play y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.