furious driving

A la hora de ponerse al volante, no todos los jugadores buscan la simulación y el realismo, aunque todos buscan poder alcanzar la máxima velocidad. Una sensación que sólo los videojuegos ofrecen y que en el caso de Furious Driving se lleva al lí­mite gracias a sus gráficos. Y es que siendo un juego denominado Indie (independiente, sin una gran compañí­a que apoye el proyecto), consigue una calidad gráfica sobresaliente, lo que sumado a su control hacen de él un tí­tulo adictivo y divertido, que reta al jugador a apurar en cada curva para lograr el mejor tiempo en cada carrera.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de un juego de conducción en forma de aplicación para los ordenadores Mac. Un tí­tulo de habilidad centrado en las carreras contrarreloj que ponen a prueba al usuario curva tras curva. Y es que es necesario pasar por los diferentes checkpoints o puntos de control para conseguir sumar más segundos al temporizador y llegar más lejos en la carrera. Un punto que permite diferenciar a unos conductores de otros al acabar la carrera y comparar sus resultados.

furious driving

Algo que parece más sencillo de lo que es debido a los diferentes obstáculos y el interesante trazado de los circuitos. Y es que las curvas y los derrapes son uno de los puntos fuertes de Furious Driving, aunando velocidad y control en tres escenarios completamente distintos: los Grandes Alpes, la base militar en el desierto y el laberinto por las calles de la ciudad. Escenarios con detalles en tres dimensiones y que en algunos casos cuentan con diferentes rutas para atajar y arañar unos segundos más al reloj. Además el juego trae consigue cinco vehí­culos diferentes, inspirados en grandes super bólidos, para recorrer la carretera a toda velocidad sin que la experiencia de juego se vuelva repetitiva.

Todo ello con gráficos preparados para la pantalla Retina, logrando transmitir sensación de velocidad sin perder detalles. Algo que se consigue con texturas de calidad 4K. Cuestión que no debe ser un problema para los ordenadores no tan actuales, en los que es posible recalibrar belleza de gráficos a favor de fluidez y sensación de velocidad. Y no sólo eso. En Furious Driving los vehí­culos cuentan con un sistema de impactos en tiempo real. O lo que es lo mismo, es posible ver en la carrocerí­a de los vehí­culos los diferentes impactos sufridos durante la carrera. Algo que si bien no resulta totalmente realista, añade un punto más a la jugabilidad del tí­tulo ya que con un vehí­culo totalmente destrozado resulta imposible acabar una carrera, viéndose afectada la conducción.

[youtube]http://youtu.be/biv-MZLTpd4[/youtube]

En definitiva, un juego Indie que sorprende por su calidad gráfica y por la diversión que ofrece a través de una sencilla mecánica. Todo ello sin perder de vista la posibilidad de conseguir logros realizando diferentes tareas que aumentan su rejugabilidad, y la posibilidad de disfrutarlo a través de controladores, volantes y pedales para conseguir una experiencia realista. El juego Furious Driving está disponible para Mac de forma totalmente gratis a través de la App Store. Además estará disponible próximamente también para Linux y Windows.