skim

La privacidad es cada vez más valorada entre los usuarios de servicios y herramientas de tecnologí­a. Y es que escándalos como el del sistema PRISM de vigilancia del gobierno de Estados Unidos, además de las filtraciones o fallos de las redes sociales pueden poner al descubierto detalles í­ntimos. Por eso surgen nuevas aplicaciones que, recogiendo el testigo de otros servicios potencian el nivel de privacidad o lo hacen protagonista. Es el caso de Skim, un sistema de mensajerí­a cuyos contenidos desaparecen al poco tiempo de ser recibidos por el usuario, pudiendo leer sólo una vez el mensaje antes de que sea eliminado por completo.

Se trata de una aplicación al más puro estilo WhatsApp, permitiendo enviar y recibir mensajes instantáneos en cualquier momento y lugar. Sin embargo aporta el componente carismático de la aplicación Snapchat, destinada a poner fecha de caducidad a las imágenes y ví­deo enviados, pero en el caso de Skim con los propios mensajes de texto.  Así­, como sus creadores afirman, se mantienen las reglas de una conversación cara a cara, donde las palabras no quedan registradas en ningún lugar (aparte de en la memoria, claro), sin arrepentimientos ni preocupaciones.

skim

El funcionamiento de Skim es bastante sencillo. Basta con iniciar sesión a través de la cuenta de Twitter o Facebook para encontrar a contactos con los que entablar efí­meras conversaciones. Eso sí­, es necesario que los interlocutores hagan uso de esta misma aplicación. Tras ello aparece un listado de contactos con todas aquellas personas  que usan Skim y con quienes se puede empezar a escribir. Al pulsar sobre uno basta con redactar el mensaje deseado y enviar.

Es entonces cuando Skim hace su magia. De tal forma, el receptor del mensaje es notificado acerca de la nueva información, pudiendo acceder rápidamente al chat. Sin embargo una vez ahí­, el mensaje empieza a desaparecer progresivamente, dejando en blanco la pantalla de la conversación pocos segundos después.  Tras ello es imposible recuperar el mensaje, pasando al olvido si no se ha memorizado o simplemente dejándolo correr.

skim

Para que Skim sea cómodo a todos los niveles, cuenta con varias opciones en su menú Ajustes de la parte superior izquierda de la pantalla. Aquí­ es posible gestionar el listado de amigos y contactos con los que escribirse, configurar las notificaciones para que no sean impertinentes y, lo más importante, ajustar la velocidad con la que el texto desaparece de la pantalla. Una cuestión importante para aquellos usuarios que necesiten más tiempo para leer e interpretar estos mensajes, aunque esta función afecta al receptor y no puede ser controlada por el emisor.

En definitiva, un nuevo concepto de una herramienta de mensajerí­a. Curiosa y práctica para dejar que las palabras se las lleve el viento. Además, los creadores de esta aplicación trabajan en una mejor privacidad con un sistema que proteja la información que se enví­an sus usuarios. Aunque no existe protección alguna frente a la captura de pantalla. La aplicación Skim se puede descargar completamente gratis para iPhone a través de App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.