bang with friends privacidad

Hace un par de dí­as salió al mercado de los smartphones una aplicación que estaba llamando la atención de muchos usuarios por permitir, de forma cómoda y anónima, ligar con los contactos de la cuenta de Facebook. Una herramienta llamada Bang With Friends y que está centrada en los encuentros sexuales con contactos, siempre y cuando ambos usuarios coincidan en la valoración del otro para un escarceo. Pues bien, poco se ha tardado en descubrir que esta herramienta no es todo lo privada e í­ntima que se desearí­a.

En su origen, Bang With Friends era una aplicación para Facebook en la web, antes de llegar a los terminales móviles. En ambas plataformas su mecánica es la misma: ver fotos de perfil de los contactos de esta red social y marcar Down to Bang (dispuesto para sexo) en aquellos que resultan atractivos o tentadores para el usuario. Si dicho contacto utiliza la misma aplicación y coincide en su valoración, una notificación informa a ambos de la atracción mutua, dejando el resto del trabajo a los propios contactos. Todo ello sin que ningún otro usuario sepa nada, ni siquiera si ha sido marcado como Down to Bang, tenga o no la aplicación, hasta que coincida en esta opción. O eso es lo que parecí­a.

Y es que ya existe una página de Facebook, abierta a cualquier usuario de esta red social, donde conocer los contactos que utilizan esta aplicación. Tan sólo hay que acceder a dicha página para encontrar un listado de los amigos y contactos que utilizan esta herramienta de citas. Algo que, según parece, es más utilizado por hombres que por mujeres. Sin embargo, parece que no toda la privacidad ha sido vulnerada, y es que dicha página de Facebook sólo afectarí­a a los usuarios que han utilizado Bang With Friends antes del mes de enero, cuando dicha aplicación contaba con la opción de ser pública para el resto de contactos. Algo que a partir de ese mes cambió. Por tanto, es de esperar que sólo un reducido número de usuarios se vea afectado por esta herramienta.

bang with friends privacidad

Otro problema es que, aquellos usuarios afortunados que tengan acceso a Facebook Graph, el buscador aún en desarrollo de esta red social, pueden consultar con total libertad quién usa Bang With Friends. Y lo que es aún peor, pueden especificar su búsqueda y determinar dónde trabajan los usuarios que usan tal aplicación, de quién es pareja o con quiénes están casados. Datos que se encuentran en los diferentes perfiles, pero que este buscador interrelaciona, pudiendo saltarse a la torera la privacidad y destapando algún que otro pastel.

En definitiva, un problema que sólo era cuestión de tiempo en destapar. Por ahora parece que la privacidad para los usuarios que utilicen Bang With Friends está garantizada, aunque la experiencia nos dice que siempre existe una puerta trasera para descubrir, de un modo u otro, todos los entresijos de esta herramienta. Más aún cuando se trata de un tema tan tentador como los escarceos amorosos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...