whatsapp

Hace un par de semanas nos congratulábamos con la actualización de la red social WhatsApp para iPhone por contener la tan ansiada encriptación de mensajes. Con ella por fin se protege la información que nos enviamos con nuestros contactos, cifrándola desde que sale de nuestros terminales hacia los servidores de WhatsApp y de vuelta al destinatario. De esta manera, nuestros mensajes ya no pueden ser captados y leí­dos por terceros. O al menos esa es la teorí­a.

Y es que, la encriptación se realiza aplicando un código con el que cifrar la información de forma matemática. Por tanto, quien descubre ese código es capaz de descifrar los mensajes y acceder a su información. El problema de WhatsApp es que, según varios blogs y páginas de Internet, esos códigos están relacionados con datos de importancia de los terminales. Algo que compromete aún más nuestra privacidad, pudiendo descubrir cómo leer nuestros mensajes de WhatsApp y recopilar datos de nuestro smartphone.

whatsapp

Así­, un desarrollador de la plataforma Android ha descubierto y publicado que, en el caso de este sistema operativo, el código de encriptación se basa en el número IMEI. Ese que es propio de cada terminal y que puede dar acceso a varios de los servicios del mismo. Si bien es cierto que el proceso de descodificación no resulta sencillo ni accesible a todos los usuarios, ya hay quien explica el proceso. Algo que tiene que ver con el algoritmo MD5 y este código IMEI. Pero no es la única plataforma de la que se han conocido sus secretos.

Un experto italiano en seguridad también ha dado con el código utilizado en iPhone por WhatsApp para codificar los mensajes. En este caso resulta un poco más alarmarte incluso, ya que es generada por la dirección MAC del punto de acceso WiFi al que se conecta el usuario para utilizar la red social. Un punto de seguridad más débil que puede ser espiado con técnicas de sniffing que captan datos de la red y de los dispositivos que están conectados a ella.

whatsapp

A todo esto hay que hablar de programas y aplicaciones dedicadas a escanear las redes en busca de puertas traseras o agujeros de programación. Sin embargo, no hay que alarmarse. Como decimos, es necesario tener los conocimientos necesarios y las herramientas. Además, estas cuestiones de seguridad suelen darse en conexiones inalámbricas WiFi, donde más de un usuario tiene acceso, por lo que es mejor evitarlo en la medida de lo posible, tratando de conectarnos sólo a puntos seguros.

Además, no hay que desmerecer la labor de los programadores de WhatsApp que, aunque no ha sido, ni es, la aplicación más segura, son notables los esfuerzos por mejorarla poco a poco con actualizaciones. Mejoras que no sólo incluyen nuevas funciones, como la posibilidad de crear conversaciones grupales de hasta 30 contactos, que se acaba de habilitar para iPhone, sino para mejorar la seguridad y proteger la privacidad de los usuarios de esta red social tan extendida y utilizada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.