Este es el juego con la música del YouTuber Jaime Altozano

Si crees que los compositores se dedican a las grandes obras, las bandas sonoras y a dirigir orquestas deberías pensar dos veces. Y seguir al conocido youtuber Jaime Altozano, quien se dedica a divulgar la música a través de su canal con interesantes vídeos de teoría musical aplicada a las grandes series y contenidos del momento. Desde Star Wars, pasando por Juego de Tronos hasta el Mal querer de Rosalía o el por qué Mozart no utilizaba el Sí bemol. Pero de este creador de contenido aprenderás más cosas, como que los efectos de música de cada juego vienen de la cabeza de un compositor. Y él tiene el suyo propio.

Hablamos de Kuinik, un proyecto en el que Altozano participó hace 5 años, según sus propias palabras. Y del que ha hablado recientemente en su Instagram, a través de Instagram Stories. Un repaso por su trayectoria como compositor de sonidos y melodías para el entretenimiento móvil. Y es que se trata de minijuegos con los que pasar un buen rato probando la valía del jugador, su capacidad de observación, psicomotrices, de memoria, etc. Y donde cada efecto de sonido ha sido creado por él mismo.

Jaime Altozano

Habilidad, memoria y concentración

En Kuinik encontramos un juego dividido en diferentes niveles y repleto de entretenimientos individuales. Muchos de ellos tienen que ver con tu capacidad para memorizar y observar. Prueba de ello es el primer minijuego de la serie, y el cual muestra el propio Altozano en sus stories. Consiste en contar cuántas ranas hay en un dibujo. Pero eso sí, mirando a través de un pequeño visor que oculta la práctica totalidad de la imagen. Antes de que se acabe el minuto de tiempo que te da el juego deberás responder con el número exacto. Si no perderás una vida.

Y así se sucede a través de niveles con diferentes etapas dentro de cada uno de ellos. Siempre contando con tres vidas o intentos para salvar el nivel. Si pierdes las tres vidas tendrás que volver a comenzar el nivel desde cero. Es decir, perderás los avances en las etapas o minijuegos, y deberás empezar desde el primero de ellos en el nivel que hayas alcanzado.

El reto se va complicando conforme pasas de nivel. Y es que cada nuevo nivel tendrá más etapas y más minijuegos diferentes. Así que tendrás más oportunidades de fallar. Ahí es donde el reto transforma a este entretenimiento en divertido y adictivo. No es el juego más complicado del mundo, pero da gusto jugarlo.

Kuinik

Y mucha música

Jaime Altozano colaboró durante mucho tiempo en este proyecto, creando cada sonido y melodía que se puede descubrir y disfrutar en Kuinik. Fíjate en las luces, los ruidos de los mecanismos que reinan el estilo visual industrial del título, o incluso en los botones. Cada cosa que reacciona tiene su propio efecto de sonido. Incluso los diferentes menús, que cuentan con sus propias melodías.

Ruiditos, melodías animadas, sonidos mecánicos. Todo está pensado y creado por un motivo y para una función. Elementos que a veces pasan desapercibidos pero que marcan la diferencia respecto a un juego inacabado o con poco mimo. El propio Altozano confiesa que el presupuesto para la creación del juego era reducido, razón por la que el sonido es MIDI y no grabaciones reales, pero aun así suena profesional y acabado. Muy diferente de esos juegos que consiguen triunfar en Google Play Store y que ni siquiera tienen efectos de sonido, siendo solo un mero vertedero de publicidad para el usuario.

juego

Kuinik es otra cosa. Es un producto mimado y con mucho trabajo detrás. Y lo mejor es que está disponible de manera totalmente gratis, con pocos anuncios que no cortan la experiencia de juego. Está disponible en Google Play Store para Android y en la App Store para iPhone.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.