Descubre cuál es el último negocio de los influencers

Si eres de los que se preguntan cómo consiguen dinero los instagrammers, youtubers y demás influencers que sigues en tus redes sociales, aquí tienes una nueva respuesta. Y es que parece que lo de las inversiones publicitarias y campañas con marcas no son suficiente para mantener la industria de estos perfiles repletos de seguidores. Ahora una nueva plataforma plantea una manera diferente de monetizar el número de seguidores o la fama de estas celebridades. Se llama Cleb y es una aplicación de mensajes personalizados.

Así, bajo la excusa de poner en contacto directo a celebridades y usuarios, se genera un nuevo modelo de negocio que busca hacer dinero a través de algo que ya estaba presente en redes sociales. ¿O es que mandar privados por Instagram a una celebridad no se hacía ya? ¿Y eso de mencionar en Twitter a alguien para que conteste o atienda a algo es nuevo? Claro que, en este caso, la idea es plantear que la celebridad mande un mensaje en vídeo con motivos de ánimo, apoyo, o de cualquier tipo. Una buena excusa para sorprender a la pareja, a un amigo o a un familiar con un mensaje de una de sus celebridades favoritas. Eso sí, en este caso mediante pago.

Así funciona Cleb

Basta que el usuario se pase por la web o descargue la aplicación Cleb en su móvil Android o iPhone. Desde aquí puedes buscar a un Cleb o celebridad para que grabe un vídeo con tu petición. Solo hay que buscar al deseado y completar un formulario sencillo. Aquí se puede especificar si el vídeo que queremos que grabe sea para nosotros mismos o para alguien diferente. También podemos comentar qué queremos que diga o de qué tema hable.

Una vez hecho esto solicitamos la reserva del vídeo en Cleb, que analiza la petición a lo largo de un máximo de 7 días. La reserva no conlleva coste, pero ya se retira parte del pago de nuestra tarjeta de crédito. Una gestión obligatoria para llevar todo esto a cabo. Si la petición es aceptada, el cleb suele tener un plazo de un par de días para garbar un vídeo que no suele durar más de dos minutos. No hay una duración fija, así que depende de la creatividad y pericia del influencer.

Cuando el vídeo ya se ha grabado, el servicio de Cleb se encarga de llevarlo al usuario que lo pidió. Es aquí cuando se efectúa el cobro de la petición. Así el usuario se queda con el vídeo del famoso de turno, Cleb cobra su comisión y el influencer se agencia el dinero.

Cleb

El negocio detrás de Cleb

La aplicación y web de Cleb es una plataforma intermediaria que se encarga del contacto y la gestión de las peticiones de los usuarios. Es decir, reciben los formularios de quienes quieren contactar con una celebridad. También recogen el tema del que deben hablar los influencers o a quién debe ir dirigido el vídeo en cuestión. Además, gestionan la entrega vía correo electrónico y a través de la aplicación, para que el usuario pueda descargar el vídeo y compartirlo con la persona especial.

Por este trabajo se quedan con un 30 por ciento del pago que hace el usuario a la celebridad de turno. Más el correspondiente IVA. Un precio variable que depende de lo que la Cleb o influencer decida cobrar por estos servicios, ya que pueden escoger la cantidad a placer. Para ello, y según comentan en la web de Cleb, pueden basarse en el número de seguidores de sus cuentas sociales o en otros baremos que se pueden personalizar.

Navegando por la página web de Cleb nos hemos encontrado con nombres tan pintorescos y variados como Carmen Lomana, que pide 20 euros por personalizar un mensaje que no llega a los dos minutos de duración. También está el futbolista Álvaro Arbeloa, que en su caso sube el caché a 30 euros por lo propio. Más barato es pedirle un vídeo a la influencer y escritora Mery Turiel, o incluso al futurólogo Rappel. Hay de todo para elegir, siendo esta la clave de Cleb, donde más famosos pueden converger para satisfacer las necesidades de atención de los usuarios.

Colaborando con ONGs o ¿puro postureo?

Claro que no todo son pagos directos a celebridades y comisiones para Cleb. Nada más entrar en la web del servicio podemos ver cómo se destina un generoso espacio a las organizaciones sin ánimo de lucro. Organizaciones que pueden colaborar con Cleb para introducirse en su programa y recibir donaciones de los usuarios. O, más bien, de los Cleb o celebridades que deciden destinar todo o parte de sus ingresos por crear vídeos.

Hemos hablado con Cleb para tratar de identificar si los famosos que aparecen rotulados con el icono ONG destinan el total de sus ingresos a alguna organización o solo una pequeña parte. O si más bien es un distintivo para mejorar la imagen del servicio, con donaciones minoritarias dentro del pago que los usuarios hacen en este servicio. Según nos han comentado, durante la semana del lanzamiento todas las celebridades donarán el 100% de lo conseguido con sus mensajes a diferentes ONG. Después de esta primera semana, cada famoso decide el porcentaje que decide destinar a causas sin ánimo de lucro.

Marta Carriedo

¿Triunfará este servicio?

De momento los influencers que participan de Cleb o tienen perfil en este servicio ya han empezado a promocionarlo. Desde el pasado 24 de septiembre, Cleb ha iniciado su servicio real, accesible para cualquier usuario que se acerque a la web o a la aplicación. Es por ello que podrás encontrarte con varias stories hablando de este servicio, aunque no parece que haya trascendido aún suficiente entre usuarios en un par de días, ya que pocos vídeos de famosos se están viendo compartidos en las redes sociales de otros usuarios.

Habrá que ver, pues, si esta forma de interactuar entre usuarios e influencers cobra peso. Y si las personas de a pie deciden que un par de minutos del tiempo de una celebridad vale el dinero que piden por ello. O si se quedan con el funcionamiento habitual de las redes sociales, donde un RT, un DM y este tipo de interacciones les dejan contentos o ayudan a las causas que defienden sin tener que pagar por ello. Basta con que esperemos unos cuantos días para ver si la promoción y planteamiento de Cleb consigue encontrar lo que se propone.

Mientras, los influencers seguirán buscando nuevas fórmulas de hacer dinero a partir de sus seguidores, influencia y visibilidad. Ya sea con el dinero de las marcas o, directamente, con el de los usuarios, como es el caso del famoso master online de JPelirrojo que tanto ha dado de qué hablar en los últimos días.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp