La App Store prohíbe la publicidad y las compras en las aplicaciones para niños

Dejar el móvil a los peques es, además de una opción muy poco recomendable para su salud, un riesgo con todas las letras. Existen cientos e incluso miles de aplicaciones destinadas a este público que contienen juegos, rompecabezas y otros chismes para entretenerlos. La mayoría, exceptuando las que son de pago, tienen publicidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Lo peor de todo es que (ha sucedido en más de una ocasión), siempre cabe la posibilidad de que los cibercriminales se aprovechen de estas apps para colar malware o contenidos inadecuados. Pues bien, ahora Apple se ha puesto manos a la obra para poner fin a cualquier intromisión que pueda considerarse dañina para los más pequeños.

Hablamos de prohibir la publicidad en las apps específicas para niños, pero también de eliminar las compras integradas. Un anzuelo que por descuido de los peques, desconocedores todavía de la naturaleza de este perverso mundo comercial, puede dar un disgusto a los padres en forma de cargos a la tarjeta. Pero, ¿qué decisión ha tomado exactamente Apple y en qué afecta a los usuarios? 

apple apps

Mejoras para la privacidad de los usuarios

Lo que propone Apple son unas nuevas condiciones que los desarrolladores tendrán que cumplir y que están especialmente enfocadas a la protección de los usuarios. Y más en concreto, a la protección de los usuarios que son niños y que merecen ser tratados con respeto, en lugar de ser bombardeados con anuncios insidiosos y tentados con compras innecesarias.

La nueva norma de la firma de Cupertino es especialmente rígida, en el sentido de que quedará terminantemente prohibido añadir publicidad a las aplicaciones que estén dirigidas a niños. Hasta el momento, los desarrolladores han tenido la oportunidad de incluir anuncios, siempre que fueran apropiados para menores, en las apps. Hoy quedan prohibidos sin fisuras de ningún tipo.

La nueva campaña de Apple sobre la privacidad también encaja con estos nuevos postulados. De modo que los desarrolladores tendrán que ser especialmente cuidadosos, si no quieren que la compañía de la manzana elimine su aplicación de la App Store. Así de claro.

¿Qué dice exactamente la nueva norma?

De la guía que ha elaborado y modificado Apple para la ocasión, se desprenden las siguientes medidas y/o prohibiciones expresas:

  • Las apps no pueden incluir enlaces externos, tampoco propuestas de compra ni distracciones. En caso de incluirse, deben estar reservadas para las secciones que existan dentro de la app exclusivas para padres, habitualmente reservadas a la configuración o el control parental.
  • Las aplicaciones dirigidas a niños, o enmarcadas dentro de esta categoría, no pueden llevar publicidad integrada, ni tampoco sistemas de terceros que analicen el comportamiento del usuario, lo que exige la cesión expresa de los datos a otras empresas.

Aquellas aplicaciones para niños que tuvieran previsto rentabilizar su funcionamiento a través de anuncios o mediante la cesión de datos tendrán que ingeniárselas para buscar alternativas. Aunque por ahora, la única fórmula que se nos ocurre es la de ofrecer un sistema de pago por suscripción o la compra directa de la aplicación, que permita descartar por completo la integración de publicidad en la herramienta.

Si quieres echar un vistazo a la nueva normativa propuesta por Apple puedes hacerlo aquí. Si eres desarrollador, tendrás que buscar una alternativa a la publicidad con la que hasta ahora bombardeabas a los usuarios menores. Veremos si Android toma nota, porque a sus apps para niños buena falta les hace.

Otras noticias sobre...