Grand Battle Royale, cómo jugar a PlayerUnknown's Battlegrounds en Android

Si hay un juego multijugador online que ha llamado la atención estos últimos meses ese ha sido PlayerUnknown’s Battlegrounds. Y es que es un planteamiento bastante loco que te lleva a la acción más instantánea frente a otros 99 jugadores. Algo que no solo se puede disfrutar en ordenador y videoconsolas Xbox. Los desarrolladores móviles no han perdido la oportunidad de lanzar sus propias versiones no oficiales. Entre ellas no hemos podido evitar engancharnos a Grand Battle Royale durante unas cuantas horas. Y además es gratis en Google Play.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de una versión de PlayerUnknown’s Battlegrounds adaptada a los móviles Android. Además, para más inri, el juego imita hasta cierto punto la estética de cuadros y pí­xeles de Minecraft. Así­ que se hace reconocible, amigable y divertido al instante. Eso sí­, con muchos menos jugadores, pero con la misma filosofí­a de acuerdos y traiciones del juego original.

Todos contra todos

El concepto en Grand Battle Royale se mantiene. Eliges tu avatar, el cual puedes personalizar después de recaudar dinero ganando unas cuantas partidas, y te lanzas a jugar. Un avión permite saltar en paracaí­das en casi cualquier parte de la isla en la que se desarrolla la acción. Todo el lugar está semiderruido, y también repleto de armas y botiquines. A partir de aquí­ colaborar o masacrar al resto de jugadores es cosa de cada uno.

Grand Battle Royale

Ahora bien, la supervivencia no solo depende de nuestra habilidad a la hora de acabar con otros enemigos. Además hay que tener en cuenta que el área de juego se reduce conforme pasan los segundos. Una especie de campo de fuerza azul marca el área segura en la que jugar. Fuera de ella nuestra vida desciende paulatinamente. Con ello Grand Battle Royale logra reunir en la misma parte del mapa a los jugadores que quedan con vida. La matanza es cuestión de tiempo.

Mejor con mando

En nuestra experiencia hemos podido comprobar cómo un shooter en el móvil puede volverse cuesta arriba. Y es que andar por un terreno destruido, donde hay escombros, edificios y vehí­culos, nos obliga a mirar con celo en cualquier dirección. Algo que se hace deslizando el dedo por la pantalla. Es rápido, pero no cómodo a la hora de apuntar y disparar con el arma. Algo que crea aún más tensión durante la partida.

Tampoco nos resulta cómodo tener que pulsar sobre el icono del arma que aparece en pantalla para recogerla del suelo. Esto ralentiza el proceso y nos deja al descubierto. Por lo demás, el tí­tulo es ágil, y apenas hay que tener un poco de soltura para recorrer el mapeado. Eso sí­, mucho mejor si se usa un mando o controlador.

Mejor con mando

Dinero y compañerismo

La clave es conseguir sumar el mayor número de asesinatos al final de cada ronda. Con ello lograremos un botí­n de dinero más amplio. Al final éste se utiliza únicamente para desbloquear nuevos skins y lucir cargo y experiencia en el juego. Algo que, por otra parte, no resulta nada sencillo.

Grand Battle Royale cuenta con un chat para poder comunicarse con el resto de jugadores durante la partida. Resuelve ciertos problemas de comunicación, pero no es lo más deseable. Hay que pinchar sobre el espacio, redactar con la pantalla completa del teclado y después ver si no hemos muerto. Pero al menos la opción para lanzar mensajes al resto de jugadores funciona. Incluso es útil para plantear alianzas en la isla que sirve para recopilar a los jugadores antes de la partida.

En definitiva, un juego que cumple con las necesidades de jugar a PlayerUnknown’s Battlegrounds en móviles Android. Es la mejor opción, aunque no por ello es un buen juego. Como punto positivo hay que decir que, con una buena conexión a Internet, no hay interrupciones ni lag. Como punto negativo está su control, que es algo torpe e incómodo.

Otras noticias sobre...