5 claves para avanzar en Mini LIDL, juego para crear tu propio supermercado

Mini LIDL es un juego que nos permite transportar la experiencia de crear tu propio supermercado a la pantalla del móvil. Una mecánica adictiva, unos gráficos muy simpáticos y muchos retos por delante son los ingredientes de una receta que se ha convertido en popular tras su paso por los anuncios en la tele. Claro que jugar a Mini LIDL no es tan sencillo como se puede creer en un primer momento. Es mu fácil atascarte mientras intentas subir de nivel y mejorar tu tienda. Hemos reunido en este artí­culo 5 consejos o claves para avanzar en el juego sin morir en el intento. O, al menos, sin morir demasiado.

Mini LIDL se puede encontrar tanto en la tienda de Android como en iTunes de forma gratuita y sin anuncios integrados

Descarga Mini LIDL en Google Play

Descarga Mini LIDL en iTunes

 

1. Visita el LIDL más cercano

Sí­, lo sabemos. Probablemente sea lo último que te apetezca hacer en este momento. Pero de algún modo tení­a que monetizar LIDL un juego con tan buena pinta y sin anuncios constantes. El secreto se encuentra en las monedas doradas. Con cada una de estas monedas se accede a una pantalla para obtener (de forma aparentemente aleatoria) los recursos que te permiten vender nuevos productos o ampliar la tienda.

Mini LIDL maquina de bonos

Para conseguir una de estas monedas existen dos ví­as. Por un lado, puedes tratar de cumplir las tareas diarias y conseguir una cada 24 horas. Claro que el camino es bastante complejo y, a veces, incluso imposible, dependiendo del nivel de avance que lleves.

No pudimos cumplir una de las tareas diarias de Mini LIDL que exigí­a 10 clientes satisfechos al 100% por la falta de alimentos y de decoración en nuestra tienda

El segundo método es mucho más sencillo y rápido. Consiste en acercarte a un supermercado LIDL y escanear el código de barras de al menos tres productos de una lista. Con ello conseguiremos monedas doradas en poco tiempo y sin tanta dedicación. Más que un extra, se convierte en casi una obligación si no quieres ir a paso de tortuga en tu recorrido para crear tu propio supermercado.

mini lidl recompensa

2. Juega un buen rato de cada vez

Es preferible que te mantengas un rato largo delante de la pantalla a que visites muchas veces durante el dí­a Mini LIDL. El motivo: los eventos esporádicos. Hay que recordar que este juego funciona solo mientras lo tienes activo, lejos de propuestas como Hay Day que utilizan el tiempo real para las plantaciones.

Si no te importa perder reputación temporalmente, puedes dejar la pantalla del juego mientras haces otras cosas hasta que oigas el tonillo del evento esporádico

Cuando permaneces un rato en Mini LIDL, aparecen eventos que sirven para conseguir recompensas extraordinarias. Por ejemplo, puedes hacer la misma caja que en veinte minutos jugando con solo un par de minutos. O conseguir otro tipo de puntos LIDL para poder decorar más adelante tu tienda. Y suelen ser retos realmente sencillos.

mini lidl supermercado

3. Trata de conocer bien los perfiles de tus clientes

Como todo buen comercial que se precie, conocer las necesidades de tus clientes es clave a la hora de crear tu propio supermercado. Si necesitas subir tu reputación y quieres ganar más rápido dinero, pinchar sobre cada cliente mientras se acerca a la tienda te dará la información de los productos que quieren. De este modo, puedes reponer rápidamente aquellos que se han agotado en la estanterí­a.

Mini Lidl perfil del cliente

4. Los cinco pilares de la satisfacción

Al pinchar sobre un cliente obtendrás claves interesantes sobre lo que puede estar fallando. Y es que, además de la propia compra, verás cuatro indicadores sobre tu tienda. Limpieza, rapidez, decoración y productos frescos. No son valores absolutos. Dependen de la percepción de cada uno de los personajes. Pero te darán una idea más o menos clara de dónde hay que insistir.

Los cinco pilares de la satisfacción son: la variedad de productos disponibles, la limpieza, la rapidez, la decoración y la frescura de los productos.

Como decimos, su principal baremo de satisfacción está en tener todos los productos de su lista de la compra. Desgraciadamente, al principio tendrás que luchar con la falta de monedas doradas para poder repartir todos los productos.

Mini LIDL necesidades cliente

El siguiente pilar es la limpieza. Al principio, tendrás que encargarte tú de limpiar cualquier mancha cuando se produzca. Luego, más adelante, podrás contratar más empleados que se dediquen a la limpieza.

La segunda clave es la rapidez. En este caso, además de una buena disposición de las estanterí­as y sitio en los pasillos, también importa tener una caja registradora mejorada.

En el tercer caso, al principio tendrás que tener paciencia. Se necesitan hasta 200 puntos LIDL para comprar un objeto decorativo. Uno de los motivos por los que este juego te puede llegar a desesperar pronto.

Por último, la frescura de los productos depende de que los repongas rápido cuando caduquen o se marchiten, como en el caso de las plantas.

Mini LIDL confetti

5. Evita la desesperación; deja que tu supermercado trabaje por si solo

No es sencillo al principio. Seguramente tendrás el tic de mirar cada poco tiempo la pantalla por si ha ocurrido algún desastre en el juego. Pero el mejor modo de hartarte de Mini LIDL pronto es estar todo el rato pinchando sobre la caja registradora y los estantes. Crear tu propio supermercado y no morir en el intento no es fácil. Por eso, recomendamos que dejes funcionando el juego sin tu supervisión durante pequeños ratos aún a riesgo de bajar tu reputación.

Tener dos estanterí­as de cada producto es una buena estrategia si quieres dejar funcionando el juego sin hacerle demasiado caso

Para ello, lo lógico parece mejorar la capacidad de las estanterí­as para que no haya que reponerlos cada poco tiempo. Claro que la mejora cuesta bastante dinero y tendrás que jugar un buen rato antes de optar por este camino.

Mini LIDL tarea del dí­a

Existe otra opción que es más barata y que al principio te puede dar mucha vida con esta estrategia. Tener dos estanterí­as de cada producto, sobre todo en los casos de productos no perecederos. Por ejemplo, las botellas de agua o las bolsas de patatas fritas. De este modo, si ves que una de las estanterí­as se ha vaciado sabrás que es el momento de volver a reponer, y no perderás parte de las ventas a tu cliente (por ejemplo, cuando va a comprar 10 botellas de agua y solo quedan 3 en la estanterí­a). Ya que tendrá la otra estanterí­a todaví­a llena. Se puede perder rapidez, pero resulta más cómodo en tus primeros dí­as en el juego.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.