grumpy cat game

La relación entre los fenómenos virales de Internet y los juegos móviles lleva siendo estrecha un buen tiempo. Por entretenimiento o como una oportunidad para conseguir descargas, los juegos relativos a personajes de Internet se han repetido en los últimos años. Uno de los más recientes es el juego del Cara Anchoa, y ahora tenemos uno nuevo, el de Grumpy Cat, ese famoso gato gruñón que ha acaparado tantos montajes y memes, representando el lado más malhumorado y ‘troll’ de Internet.

Disponible de manera gratuita para iOS y Android, el juego del Grumpy Cat tiene el subtí­tulo de “el peor juego“, y es que todo alrededor del juego rezuma mal humor, pues el propio protagonista reniega de la utilidad de este tí­tulo. Lo cierto, sin embargo, es que el juego es bastante divertido, con buena jugabilidad y unos gráficos sencillos pero resultones.

Los niveles exploran diversos elementos de la existencia del gato más gruñón del mundo en forma de minijuegos, ambientados con una música en 8 bits muy parecida a la del Super Mario. En un primer juego, tendremos que sacar las espinas al gato antes de que el tiempo se acabe, sólo así­ podremos pasarlo. Otro juego consiste en intentar pescar un pez de una pecera, pero hay que ser hábil, el pez es escurridizo.

grumpy cat fases

También tenemos un juego donde tenemos que conseguir atrapar un punto de luz, y es casi tan difí­cil para el gato como en la vida real. Meterse en cajas de un salto será otra tarea a conseguir, una de las más fáciles, pese a que el gato se caracteriza por su corpulencia. En otro juego estaremos en plena caí­da libre y tendremos que alcanzar a los pájaros que nos vengan, al más puro estilo Silvestre y Piolí­n.

Según vayamos superando los juegos, ganaremos monedas y  podremos desbloquear otros nuevos, por lo que la diversión puede alargarse. Eso sí­, los juegos son realmente rápidos, apenas un minuto por fase. Y si conseguimos superar los niveles, la velocidad aumentará, tanto en el tempo de la música como los tiempos para jugar y los movimientos. ¡Grumpy Cat quiere que pierdas!

grumpy cat tu cara

Tenemos tres unidades de vida, en forma de corazones, y cuando hemos agotado todas, podemos ver un anuncio para continuar jugando o empezar otra vez con el marcador de monedas a cero.  Si vamos perdiendo, tendremos que sufrir los insultos del Grumpy Cat, buscando desmotivarnos durante todo el juego. Eso sí­, si hacemos algo bien, no esperéis ningún tipo de felicitación, eso arruinarí­a su reputación.

Existe un sistema de regalos, que se van desbloqueando con los minutos, y que nos permite conseguir más monedas. Es un gancho para mantenernos más tiempo conectados, como pasa con otros juegos que también utilizan estos sistemas. También podremos desbloquear algunas facetas nuevas del gato, como su faceta de pescador en el rí­o, para luego personalizarlo en una escena que más tarde podemos fotografiar y compartir con amigos.

En definitiva, Grumpy Cat no es es el peor juego, como reza el tí­tulo, es un juego entretenido para pasar un rato y enseñarlo a los amigos, pero tampoco mucho más.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.