netspot

Netspot

Cuando tu tarifa de datos escasea, sabes que cada punto WiFi es un tesoro. Así­ puedes olvidarte de las limitaciones a la hora de ver un ví­deo, publicar una historia en Instagram o hacer cualquier gestión que conlleve una conexión a Internet. Pero, claro, no todas las conexiones WiFi están abiertas. De hecho, la mayorí­a están protegidas. Para tratar de solucionar este problema, la aplicación Netspot ofrece una solución de lo más curiosa y práctica.

Se trata de una herramienta que ofrece una puerta a quienes buscan una red WiFi, aunque esté protegida. Algo que no acaba con la seguridad del sistema, sino que crea un ví­nculo entre propietario y visitante para ceder, voluntariamente, esta conexión. Todo ello controlado a través de la aplicación Netspot, con un sistema de peticiones y notificaciones para simplificarlo todo. Nada de tener que buscar la contraseña debajo del router o tener que dictarla e introducirla carácter a carácter.

netspot ejemplo

Lo único que hay que hacer nada más descargar la aplicación es cumplimentar el perfil. Datos básicos como el nombre, una dirección de correo, una contraseña, el sexo y la edad bastan para empezar a usar Netspot. A partir de este momento el proceso se divide en dos según se sea poseedor de una red WiFi o si se quiere solicitar acceso a algún punto. Eso sí­, es requisito sine qua non que dichas redes se encuentren registradas por sus diferentes propietarios. Así­, la voluntad general de los usuarios y propietarios hace que la comunidad de Netspot crezca. En caso contrario, esta aplicación solo sirve para ocupar espacio en el terminal.

Solo hay que indicar si se es propietario de una red WiFi o si se quiere conectar a una. En el primer caso, Netspot insta al usuario a introducir las credenciales de su propia WiFi. Solo hay que hacerlo una vez para que la aplicación lo memorice y la incluya en su propia base de datos. Si se es usuario en busca de WiFi basta con pulsar sobre la segunda opción. Con ello aparece un listado con las redes WiFi cercanas disponibles. Ahora bien, hay que pinchar sobre aquellas que tengan el icono de Netspot, el resto estarán inevitablemente cerradas y protegidas.

Cuando se selecciona una, solo hay que enviar la solicitud a su propietario. De esta manera, éste recibe una notificación con la petición a través de Netspot. De él depende que sea aceptada o no. En caso afirmativo, se cede la clave al usuario para que acceda y se conecte sin problema. Si se deniega su acceso, evidentemente, la conexión sigue protegida.

En definitiva, una herramienta que abre puertas al entendimiento entre usuarios y propietarios. Algo que puede ser de lo más conveniente para viajeros, pero que depende de la voluntad caritativa de los propietarios. Una buena forma de filtrar a quién se deja y a quién no esta clave. Lo bueno es que Netspot es gratuita. Se puede descargar gratis a través de Google Play Store y de App Store. Lo malo es que es necesario que se haga famosa y los usuarios compartan sus claves para que realmente tenga sentido.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.