hot wheels race off

¿Quién no ha pasado horas moviendo estos pequeños vehí­culos por la alfombra con dibujos de una carretera durante la niñez? ¿O precipitándolos por toda clase de rampas y loopings imposibles? Los Hot Wheels han causado sensación entre las generaciones de chavales que solo soñábamos con tener un aparato electrónico, ahora cualquiera con un móvil puede pasar el rato gracias a su último juego: Hot Wheels: Race Off.

Se trata de un tí­tulo más centrado en la habilidad que en la conducción. Y es que guarda muchas similitudes con Hill Climb Racing, donde saber cuándo acelerar y cuándo frenar es la clave para no acabar precipitado fuera de la pista, para no volcar, o para salvar los tramos más complicados. Algo que simplifica los controles para la conducción, pero que puede elevar la dificultad del tí­tulo en algunos escenarios con rampas aparentemente imposibles.

El juego Hot Wheels: Race Off está formado por diferentes modos de juego. El modo para un solo jugador plantea una serie de misiones a través de diferentes pistas que parecen sacadas directamente de los packs de juguetes existentes. Cada una de ellas cuenta con un inicio y un fin, pero lo más probable es que debas intentar todas ellas en varias ocasiones hasta poder completarlas. Y es que, la puntuación tras cada carrera, aunque sea inconclusa, cuenta para poder aumentar la velocidad, el agarre, el frenado o la maniobrabilidad del vehí­culo. De tal manera, con estos estatus algo más elevados, es posible que acabar el trazado sea más sencillo.

captura hot wheels

Eso sí­, aunque se juegue en solitario nunca se está solo. Hot Wheels recoge los datos de carrera de otros jugadores y permite competir contra ellos en cada prueba para no tener sensación de soledad y no perder la idea de competición. Algo que supondrá todo un reto en algunas ocasiones.

También existe un modo de dos jugadores y un modo multijugador. Es aquí­ donde se invierten más horas de juego o cuando el jugador se ha aburrido de las pruebas del modo individual. La mecánica es la misma, pero el reto de competir contra amigos o jugadores de todo el mundo es mucho más atractivo.

En cuanto a la jugabilidad, el tí­tulo solo cuenta con dos botones: uno para acelerar (derecha) y otro para frenar (izquierda). La clave está en que, además, estos botones sirven para girar el vehí­culo en el aire. Así­ es posible hacer saltos y giros para aumentar la puntuación y tener partidas más sorprendentes e interesantes. Tampoco hay que perder de vista las monedas repartidas por el escenario que aumentan la puntuación del usuario, o los bidones de combustible para evitar quedarse tirados en medio de la pista.

Como no podí­a ser de otra forma, el tí­tulo cuenta con un sinfí­n de vehí­culos clásicos de Hot Wheels para desbloquear. Coches de carrera, furgonetas y camiones con diferentes caracterí­sticas de conducción que dan dinamismo a la experiencia.

En definitiva, un tí­tulo que calca la mecánica que ya hizo triunfar a Hill Climb Racing, pero con una estética más trabajada, repleta de elementos en 3D y con los clásicos vehí­culos de la franquicia Hot Wheels. Pero lo mejor es que el tí­tulo es gratuito. Está disponible para descargar tanto en Google Play como en App Store. Eso sí­, posee compras integradas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.