fingerprint gesture

Hasta ahora, el lector de huellas dactilares de los móviles inteligente serví­a para poco más que para confirmar la identidad del usuario. Bajo la premisa de que la huella dactilar es única para cada uno y que resulta más o menos complicada de reproducir, estos sensores se han aprovechado para el ámbito de la seguridad en los móviles. Desbloqueos del terminal y compras a través de Internet son los máximos representantes de su utilidad. Sin embargo, compañí­as como Huawei y más recientemente Google han empezado a utilizar estos sensores como auténticos botones multifunción: pasar a la siguiente foto, lanzar cierta aplicación, bloquear el terminal, etc. Cuestiones que ahora casi cualquier móvil Android puede llevar a cabo gracias a la aplicación Fingerprint Gestures.

Se trata de una aplicación que permite personalizar el funcionamiento de este sensor de los terminales para ser aprovechado en otros usos más allá de leer la huella dactilar del usuario. Algo que parece imitar las caracterí­sticas de los recientes móviles de Google, los Pixel, y que potencia el uso de este apartado para otras cosas muy útiles.

fingerprint gestures

Basta con instalar la aplicación descargándola directamente desde Google Play Store, donde se encuentra disponible de forma totalmente gratuita. No es necesario contar con un móvil con acceso root o de superusuario, aunque hay algunas caracterí­sticas y funciones limitadas para aquellos móviles que no han activado esta caracterí­stica.

Tras ello hay que acceder a Fingerprint Gestures y activar su opción principal. Esto permite mantener la aplicación activa para detectar cualquier uso del sensor y responder tal y como se haya configurado. Y ese es precisamente el siguiente paso.

La aplicación cuenta con tres funciones principales aptas para todo tipo de usuarios (root y no root). Por un lado está el tap simple o una sola pulsación, un gesto que se puede utilizar para lanzar una aplicación determinada sin tener que buscarla, por ejemplo. Por otro lado está el doble tap o doble pulsación, con el que lanzar cualquier otro servicio que interese. El tercer gesto es un deslizamiento rápido por el sensor, lo que puede llevar a ser utilizado para desplegar la barra de notificaciones, entre otras caracterí­sticas más. Basta con pulsar sobre cualquiera de estas acciones y establecer la acción que se desee.

La lista de funciones es de lo más extensa, incluso para usuarios no root. Así­ es posible utilizar el sensor para volver hacia atrás, para saltar a la pantalla de inicio del móvil o para abrir las aplicaciones recientes. Es decir, llevar a cabo la función de cualquiera de los botones del terminal. También permite hacer emerger el menú que surge cuando se pulsa el botón de apagado, abrir el menú de notificaciones, acceder a los ajustes rápidos y controlar la reproducción de la música (pausar y reproducir y pasar a la siguiente o anterior canción). Además permite activar la linterna, abrir una aplicación predeterminada, alternar entre los modos de silencio, vibración o sonido y, finalmente, activar la partición de pantalla.

fingerprint gestures

En caso de ser usuario root, cualquiera de los tres gestos antes mencionados pueden apagar la pantalla o descender y ascender por una página web. Cualidades con las que se podrí­a controlar el móvil con la misma mano que se sujeta.

Otro punto interesante de esta aplicación se encuentra en sus ajustes. Y es que permite establecer el retardo para la función doble tap, haciendo más o menos rápida esta caracterí­stica para adecuarla al gusto y necesidad de cada usuario. Además, cuenta con la posibilidad de guardar diferentes perfiles para no tener que configurar cada gesto cada vez. Es posible guardar tres acciones diferentes en distintos perfiles y activar el deseado cuando se vaya a hacer un mayor uso de dichas caracterí­sticas sin tener que reconfigurarlo todo.

En definitiva, una herramienta de lo más útil para aquellos que quieren sacar más partido de sus móviles con sensor de huellas dactilares. Todo ello de forma sencilla, aunque en una aplicación que no está traducida al castellano. En caso de que cualquiera de estas caracterí­sticas fallase, bastarí­a con apagar y encender la pantalla del terminal para reiniciar su funcionamiento. Eso sí­, es necesario contar con Android 6.0 Marshmallow para que funcione.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro