killer clown chase

La broma de los payasos macabros ha llegado muy lejos. De hecho, más allá de unos ví­deos relativamente graciosos en YouTube de bromas llevadas a cabo en los Estados Unidos, estos payasos han sido descubiertos en otros puntos de Europa, incluso en España. Tanto ha trascendido la cosa que ya existe un videojuego de ello. Eso sí­, de macabro y terrorí­fico solo tiene a sus protagonistas. El resto es diversión y saltos.

Se trata de Killer Clown Chase, un tí­tulo que se aprovecha de la fama lograda por esta sucesión de bromas de mal gusto con las que se ha asustado a medio mundo. Todo ello para presentar un juego de mecánica simple y adictiva en la que un macabro payaso salta de cama elástica en cama elástica aterrorizando a toda la ciudad. Sin sangre, sin descuartizamientos, sin aplastar cabezas”¦ simple y llanamente saltos y más saltos.

killer clown chase

En el juego, que podemos acotar en el género de la habilidad, solo hay que utilizar un dedo para controlar al payaso. Así­, al pulsar sobre la pantalla conseguimos que avance por el escenario hacia adelante. Cuando se separa el dedo de la pantalla, el payaso permanece en la misma posición. Eso sí­, sin dejar de saltar. La cosa se complica cuando nos damos cuenta de que las camas elásticas desaparecen una vez que se salta sobre ellas, por lo que es obligatorio avanzar constantemente. Además, la cosa se pone difí­cil al tener que calcular cada salto, ya que hay diferentes espacios y alturas entre las camas elásticas, que cada vez se hacen más pequeñas y difí­ciles de alcanzar. También existen coches y furgonetas en las que saltar. Estos últimos no desaparecen, por lo que es posible relajarse un poco saltando sobre ellos, aunque algunos se desplazan. Por cierto, no olvides saltar sobre los despavoridos ciudadanos si quieres sumar puntos extra al marcador.

Y así­ sin ningún tipo de fin, alargando la partida todo lo que el jugador sea capaz. Una mecánica simple que obliga al jugador a entrenar y fallar constantemente hasta que aprenda a medir las distancias y la fuerza de empuje del payaso. Eso sí­, Killer Clown Chase cuenta con otros alicientes interesantes para que la mecánica no resulte aburrida desde un inicio. Por un lado están las calaveras repartidas por todo el mapeado. Éstas suman puntuación más allá del número de saltos conseguidos. Más que un aliciente se trata de una moneda de cambio para lograr nuevos skins o nuevos aspectos para el payaso protagonista, entre los que sorprende el mismí­simo Joker. Por otro lado están las burbujas, con las que sobrevolar el escenario durante tres segundos sin preocuparse de los saltos y los cálculos. Eso sí­, hay que aprender a aterrizar.

Aparte de esto, el aspecto visual presenta diferentes cambios estéticos tras cada partida. Algo que si bien no aporta nada realmente nuevo, impide que el tí­tulo sea realmente monótono al cabo de varios minutos. Todos los elementos están dibujados en dos dimensiones, pero su diseño y el apartado sonoro hace que sea de lo más simpático a pesar de la atmósfera tenebrista. Lo mejor es ver a los ciudadanos huyendo despavoridos de un lado para otro.

En definitiva, un tí­tulo sencillo, divertido y bastante gracioso para acabar con el aburrimiento durante un par de horas. Lo mejor es que se puede descargar gratis a través de Google Play Store y App Store. Cuenta con numerosos anuncios publicitarios que suelen arruinar la experiencia al aparecer de vez en cuando.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.