Champions of the Shengha

Champions of the Shengha es un innovador juego que se basa en la detección de las emociones del usuario para permitir o retrasar su avance a través de los niveles. Se trata de un juego de cartas virtual en el que no sirve solo la astucia a la hora de elegir cartas, sino que es fundamental saber controlar las emociones para poder obtener los resultados deseados.

Detrás de esta creación está BfB Labs, una empresa de desarrollo de videojuegos que quiere especializarse en juegos capaces de detectar las emociones de los usuarios en tiempo real.

Controla tus emociones para avanzar en el juego

Champions of the Shengha es un videojuego de fantasí­a en el que se usan cartas para combatir contra otros jugadores. La clave está en que los usuarios, además de utilizar el móvil, deben engancharse un pequeño dispositivo capaz de detectar las emociones. Cuanto mayor sea el autocontrol de un jugador (así­ como su capacidad de concentración), mayores serán sus progresos en el juego.

El laboratorio creador de esta idea pretende con este juego ofrecer una herramienta más para luchar contra los problemas de ansiedad, falta de concentración y falta de inteligencia emocional que se han detectado entre la población más joven. Según los desarrolladores, de hecho, alrededor de 300.000 jóvenes de Reino Unido tienen problemas de ansiedad.

Cada jugador participa en un campo de batalla virtual global, con otros usuarios de todo el mundo, y avanzando por los torneos en función de su capacidad de concentración y desempeño. El sensor externo es capaz de detectar los niveles de estrés de cada jugador para permitir que unos y no otros vayan escalando por los duelos del torneo.

Mediante la práctica regular con este videojuego, los usuarios pueden desarrollar su inteligencia emocional, la disciplina y la capacidad de concentración para afrontar mejor las situaciones de estrés, ansiedad y frustración en la vida diaria. Como necesitan estas habilidades para progresar en el juego, acaban aplicándolas a la vida real cuando las aprenden.

El dispositivo responsable de detectar el estado de ánimo se llama HRV y analiza las variaciones en la frecuencia cardiaca, un potente indicador psicológico y fisiológico de la ansiedad y el estrés. Solo hay que engancharlo al dedo durante la partida y activar la conexión Bluetooth del móvil para que el juego reciba la información del sensor en tiempo real.

Sensor HRV

Disponibilidad y precios

El juego y los accesorios se pueden adquirir realizando donaciones para la campaña de crowdfunding que está disponible en Indiegogo. Hay opciones básicas desde 90 dólares (unos 81 euros). Los mecenas que contribuyan a la campaña recibirán sus recompensas a partir de diciembre de 2016.

El juego será compatible con dispositivos móviles (smartphones y tablets) con sistema operativo AndroidiOS. Los creadores recomiendan utilizar el sensor propio HRV aunque el juego también es compatible con algunos medidores de frecuencia cardiaca normales.