bottle flip

¿Conoces la moda del bottle flip? Se trata de ese challenge o prueba que se ha hecho viral en internet en las últimas semanas en las que tratar de colocar de pie una botella de agua. ¿Simple? Puede que sí­, pero también adictivo. Y es que la técnica del lanzamiento lo es todo. Ahora bien, si no tienes una botella a mano o tienes un momento vago pero quieres acabar con las horas muertas, siempre puedes utilizar el juego Bottle Flip.

Se trata de un sencillí­simo juego de habilidad que sigue las mecánicas del famoso challenge. Su único cometido es entretener al jugador permitiéndole lanzar una botellita de agua sobre una repisa. Simple y llanamente eso. Claro que, la dificultad del tí­tulo tiene un aumento exponencial. Lo suficiente como para mantener a más de un jugador enganchado durante un buen rato probando su valí­a y tratando de superar su propio récord personal.

bottle flip

La idea es muy sencilla, tanto que parece casi ridí­culo. Una botella con agua y una repisa azul sobre un fondo blanco. Un aspecto minimalista que parece sacado de un minijuego oculto de Facebook Messenger. Como si se tratase de cazar un Pokémon, basta con deslizar el dedo desde el punto en el que se encuentra la botella hasta la parte superior de la pantalla. Eso sí­, calculando en todo momento tanto la intensidad (rapidez y altitud del deslizamiento), como la dirección del tiro. Y es que, si la botella no acaba de pie, la partida acaba.

Como decimos, la cosa se complica tras los primeros compases del juego. Por un lado hay que tener en cuenta que, con cada lanzamiento, la plataforma que debe recibir la botella se hace más estrecha, obligando al jugador a apuntar bien en cada momento. Por otro lado, la plataforma no es estática. Aunque no se mueve constantemente (al menos hasta donde hemos podido probar el juego), sí­ lo hace tras cada lanzamiento. Es decir, cada tiro es diferente, debiendo calcular muy bien entre potencia y dirección de tiro. Algo que, en suma, hace difí­cil que superemos un contador de unos diez tiros seguidos. Tras cada fallo, la partida se reinicia.

El juego es completamente minimalista, más allá de la mecánica en sí­. Su aspecto visual es realmente limpio y agradable a la vista. Pocos elementos y bien definidos por colores. Destaca la animación de la botella que, aunque gira siempre en dirección contraria a lo que el challange nos tiene acostumbrados según los ví­deos virales, muestra un movimiento realista. Algo que hay que agradecer al sistema de fí­sicas realistas del juego. Así­, si la botella aterriza sobre el extremo de la plataforma, caerá hacia el vací­o por su propio peso como una botella real.

Y poco más. Aparte de la mecánica, el juego cuenta con varios botones que sirven para acallar la suave melodí­a que acompaña al tí­tulo, acceder a la tienda para comprar la versión sin anuncios publicitarios (surgen cada varias partidas), valorar el juego o compartir la puntuación lograda. En definitiva, un juego sencillo pero adictivo, al menos durante unas cuantas horas. Lo mejor de todo es que se puede descargar gratis desde Google Play Store.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro