township

Aquellos que disfrutan gestionando, construyendo y recolectando, tienen una buena cantidad de juegos disponibles para móviles. Desde Clash of Clans, hasta el carismático Farmville. El único problema es que mientras que unos se centran en guerrear, otros solo ofrecen gestión económica del lugar. Por suerte existen tí­tulos como Township, donde el jugador debe encargarse de absolutamente todo para que la ciudad prospere. Un juego completo y de lo más profundo capaz de enganchar a los apasionados de la gestión durante horas.

Como todos los juegos de este género, Township nos propone ser el alcalde, ingeniero y economista del territorio. Todo en uno. De esta forma, y comenzando por el principio, podremos iniciar una creciente economí­a a partir del sector primario, cosechando toda clase de cultivos y cuidando de animales de granja. Poco a poco, utilizando el tiempo real como recurso para recoger los frutos, se va consiguiendo los suficientes elementos como para cargar los trenes de mercancí­as y recibir materiales de construcción.

township

De esta forma se deja de lado la granja, que aún hay que gestionar, cultivar y recoger constantemente, para centrarse en la creación del pueblo primero, y después de la ciudad. Con más recursos es posible construir nuevos edificios y ofrecer más servicios a los ciudadanos. Acompañados siempre de un asesor y cumpliendo las diferentes misiones de los personajes más alocados, es posible evolucionar la metrópolis con supermercados, colegios, industria y también monumentos. Todo ello sin olvidarnos de la posibilidad de decorar la ciudad a gusto del consumidor, siendo además éste el encargado de diseñar las carreteras y aprovechar el espacio disponible a cada momento.

Township lleva ya tres años ofreciendo entretenimiento a los jugadores, y eso es algo que se nota en la gran cantidad de añadidos con los que ha ido completando su experiencia. Así­, además de una ciudad, el jugador puede construir todo un zoo lleno de animales y atracciones para visitantes, e incluso visitar islas cercanas donde comerciar y aprovechar sus recursos. Del mismo modo, es posible construir una completa mina para conseguir nuevos materiales y pasar un rato divertido con su minijuego de excavación. Complementos de lo más interesantes para alargar las horas de diversión casi hasta el infinito, siempre y cuando se sea un apasionado de los juegos de gestión.

Lo divertido de Township es su mecánica, que lleva al jugador a gestionarlo absolutamente todo. Y es que no basta con pulsar sobre un edificio para ponerlo a producir. Habrá que coger la hoz y segar los campos, acceder a los establos y dar de comer heno a las vacas para lograr que produzcan leche, llevar los materiales del campo a los trenes y recoger las herramientas de construcción que ofrecen a cambio”¦ Todo un sinfí­n de tareas para pasar el rato pinchando sobre los diferentes elementos y mejorando todo aquello que se pueda hacer evolucionar.

En definitiva, un juego con los elementos y la experiencia para satisfacer a los jugadores que disfruten construyendo. Eso sí­, hay que armarse de paciencia para producir los recursos ya que el tiempo real es clave para ello. Si no, siempre se puede hacer uso de las compras integradas y pagar dinero real para conseguir billetes que aceleren los procesos. Eso sí­, si se quiere, es posible disfrutar de todo el juego sin desembolsar ni un euro. El tí­tulo Township está disponible para Android y para iOS. Se puede descargar gratis desde Google Play Store y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.