alarmy

¿Qué es lo que más te cuesta a la hora de empezar el dí­a? ¡Exacto!, levantarse de la cama. Y es que a veces falta la motivación necesaria o una alarma lo suficientemente potente. Para lo primero es necesario mucho entrenamiento psicológico, para lo segundo solo el ingenio de Alarmy, una curiosa aplicación despertador que te sacará de la cama sí­ o sí­. Siempre y cuando no estampes el móvil contra el suelo para hacerla callar, claro.

Se trata de una aplicación centrada en despertar al usuario, cueste lo que cueste. O al menos, de evitar que se quede dormido después de que la alarma empiece a sonar. Para ello propone diferentes tipos de actividades, sorprendiendo aquella que no solo hará que se active el cerebro, sino que hace completamente necesario salir de la cama para desactivar el sonido. Un truco inteligente especialmente útil para remolones.

alarmy

La idea es sencilla. Alarmy propone al usuario registrar un lugar especial fuera de la cama que sirva como botón de apagado. Es decir, el lavabo del baño, la puerta de entrada de casa o cualquier rincón alejado de la cómoda y atrapante cama. El registro consiste en una sencilla fotografí­a. A partir de ahí­, la aplicación identifica los elementos de la imagen para que sirvan de código de desbloqueo. Tras ello, solo hay que establecer la hora de la alarma y dormir plácidamente.

Lo ingenioso llega una vez que se dispara la alarma. Es entonces cuando Alarmy solicita al usuario que fotografí­e le mismo escenario que registró previamente. Si no, la alarma seguirá sonando sin fin. Por ello, el usuario deberá salir de la cama y moverse hasta el lavabo, la puerta de entrada o el lugar elegido, y tomar una fotografí­a con el mismo encuadre que registró inicialmente. Alarmy muestra la imagen original en modo traslúcido, ayudando a crear un calco con la nueva fotografí­a para pagar la alarma. Así­ de sencillo y de efectivo.

Eso sí­, Alarmy también tiene en cuenta a los usuarios más perezosos. Por ello, además de este modo de despertador forzoso, cuenta con otros algo más asequibles. Por un lado está la posibilidad de agitar el móvil una vez que la alarma ha comenzado a sonar. Suficiente como para obligar al usuario dormilón a moverse, aunque sea dentro de la cama. Además, también cuenta con un tercer modo llamado Problema Matemático. Como su propio nombre indica, en este caso propone la resolución de un sencillo problema matemático. Lo suficientemente complejo como para forzar al usuario a concentrarse, aún medio dormido, y despertar así­ su cerebro para ponerlo en marcha. A menos que desarrolle una gran tolerancia al sonido de la alarma, claro está.

En definitiva, una herramienta ingeniosa y útil para aquellos que necesitan algo más que fuerza de voluntad para salir del catre. Lo mejor es que Alarmy está disponible para descargar de forma totalmente gratis en Android a través de Google Play Store. Para iOS, en cambio, cuenta con un precio de dos euros a través de la App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.