sunshine

El móvil se ha convertido en una herramienta de trabajo imprescindible. El problema es que no todos los terminales aguantan esa carga, y a veces es necesario diversificar su labor entre la tableta y el ordenador. Es aquí­ donde comienzan los problemas, sin que exista un sistema de trabajo fluido con el que saltar de un dispositivo a otro y continuar trabajando, teniendo acceso a todos los archivos por muy grandes que sean. Por eso existen herramientas como Sunshine, con la que compartir archivos pesados entre todos los dispositivos sin necesidad de utilizar la nube o tener que estar enviando y descargando constantemente documentos.

Se trata de un sistema que permite vincular tanto terminales móviles y tabletas Android e iOS, como ordenadores Mac y Windows. De esta forma cualquier ordenador, smartphone o tableta puede utilizarse para acceder a los mismos ví­deos, archivos, documentos almacenados en cualquiera de ellos. Sin necesidad de realizar enví­os a través de Internet, compartir espacio de almacenamiento o llevar un pendrive encima todo el tiempo.

Lo único que hay que hacer es descargar Sunshine en cada dispositivo que se quiera utilizar, ya sea móvil u ordenador. Una vez hecho esto es necesario crear una cuenta de usuario inicial. El proceso está guiado, y apenas lleva unos minutos registrar el correo electrónico y otros datos sencillos. Cuando se dispone de una cuenta, solo queda identificarse en el resto de dispositivos a través de la aplicación. Es el único paso para vincularlos todos, y con el que Sunshine puede empezar a funcionar.

A partir de este momento el usuario solo tiene que usar Sunshine para navegar por los documentos, archivos y contenidos de cualquier dispositivo vinculado. Así­, al acceder a la aplicación el usuario puede encontrar listados y ordenados todos los archivos del dispositivo que está utilizando. Las fotografí­as, ví­deos, archivos, documentos de toda í­ndole, etc. Desde la propia aplicación es posible reproducirlos o abrirlos para no tener que depender de otras herramientas.

sunshine

Sin embargo, lo realmente interesante es que desde la pestaña Mis dispositivos, el usuario puede saltar directamente a cualquiera de los otros aparatos vinculados. Al seleccionarlo aparecen a su disposición los archivos, documentos, fotografí­as y ví­deos almacenados en aquel. Y lo que es mejor, es posible abrirlos y reproducirlos como si estuvieran en el dispositivo actual. Algo que evita tener que compartir grandes archivos o traspasarlos de un aparato a otro. Y así­ con cualquier dispositivo vinculado.

De esta forma Sunshine puede utilizarse para llevar a cabo presentaciones sin transportarlas en discos duros, o incluso llevar a cabo retransmisiones de pelí­culas y ví­deos que están alojados en el ordenador, pero sin perder calidad. Otro punto interesante es poder compartir archivos de hasta 100 GB de tamaño con amigos. Claro que, en este caso, es necesario que dispongan de Sunshine. Así­, solo es necesario escoger con quién compartirlo y hacerlo de forma inmediata, sin necesidad de cargar el archivo o esperar a que se enví­e.

La aplicación SunShine está disponible de forma gratuita tanto en Google Play como en App Store para dispositivos móviles. En el caso de los ordenadores, también se puede descargar sin coste a través de su página web.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.