mekorama

Pongamos que eres un robot llegado de no se sabe muy bien donde, y cuyo aparato de vuelo ha quedado inservible. Ahora solo puedes caminar de forma patosa por toda clase de escenarios laberí­nticos. Todo ello utilizando la lógica y la perspectiva para encontrar el camino correcto para alcanzar el punto de destino. ¿Es un argumento lo suficientemente atractivo? ¿Y si le añadimos gráficos vistosos aunque minimalistas, y una mecánica sencilla de dominar? ¿Quieres más aún? Pues le sumamos 50 niveles iniciales, cada uno más difí­cil que el anterior, y logramos crear el juego Mekorama.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de un tí­tulo de lógica y puzles en el que manejamos a un adorable robot al que parece que le cuesta aún caminar. La idea es muy sencilla: basta con llevar a este robot desde el punto de inicio de un nivel hasta su destino. Eso sí­, el robot no puede saltar, ni volar ni mover objetos. Es por ello que tendremos que encargarnos personalmente de allanar el terreno, mover fichas o simplemente guiarlo paso a paso. Toda una experiencia relajante gracias a la estética y el planteamiento del tí­tulo.

En Mekorama encontramos 50 niveles a modo de puzles individuales que resultan sencillos en un inicio, pero que van complicándose cada vez más. En ellos hay que sortear obstáculos como precipicios, pero también resolver la forma de evitarlos gracias a piezas móviles, e incluso a encontrar rutas alternativas para no chocar contra robots enemigos. Algo para lo que solo hay que utilizar un dedo.

mekorama

De esta forma, una pulsación sobre cualquier parte del mapa llevará al robot hasta dicho punto. Eso sí­, siempre y cuando haya un camino factible hasta aquel punto. Además, existen algunas piezas móviles que suelen servir de puentes. Cuadros marcados que permiten ser deslizados con el dedo a lo largo del eje sobre el que se colocan. Tampoco nos olvidamos de la posibilidad de rotar los escenarios. Algo que cambia la perspectiva del puzle y nos ayuda a resolverlos o a comprender el siguiente paso a dar. Con estos simples elementos, solo hay que utilizar el cerebro para conectar los puntos y mover todas las piezas que sean necesarias para llegar al destino.

Ahora bien, este juego cuenta con otros añadidos más para alargar las horas de diversión. Así­, deslizando el dedo en la pantalla de selección de niveles es posible pasar a la página de escaneo de niveles. Y es que, mediante las cuentas de Facebook y Twitter de Mekorama, es posible escanear las tarjetas de niveles creados por la propia comunidad de jugadores. Estos se pueden sumar a nuestro propio juego para probar el ingenio de otros usuarios y disfrutar de más retos.

[youtube]https://youtu.be/vaSJyEDmgWA[/youtube]

Pero Mekorama también guarda en su interior la posibilidad de crear nuestros propios niveles. También desde el menú principal, pero en otra de las hojas disponibles, es posible empezar a crear desde cero un puzle. Para ello tenemos a nuestra disposición todo tipo de bloques, personajes y trampas. Tan solo hay que colocarlas sobre el lienzo en blanco utilizando todo nuestro ingenio y habilidad.

En definitiva, un juego sencillo tanto en mecánica como en forma, pero con muchas posibilidades. Y es que es posible encontrar toda suerte de niveles más allá de los que presenta el propio tí­tulo. Pero lo mejor es que Mekorama está disponible de forma gratuita. Solo hay que descargarlo a través de Google Play Store o App Store.