booty crush

Las posaderas están de moda. Y cuanto más grandes, vistosas y provocativas, mejor. Artistas como Beyoncé, Nicki Minaj o la incombustible Kim Kardashian dan buena cuenta de su baja espalda allá donde van, lo que ha creado toda una cultura alrededor de los traseros. Ahora una versión del exitoso Candy Crush Saga hace lo propio, permitiendo a los jugadores juntar nalgas del mismo tipo en un tablero de juego. Todo un entretenimiento para aquellos que disfruten moviendo fichas de forma lógica, u observando esta parte de la anatomí­a.

Se trata de un juego para navegadores web, por lo que se puede jugar directamente en el ordenador o a través de dispositivos móviles. Su nombre, Booty Crush, hace referencia directa al tí­tulo que ha conseguido encandilar a millones de jugadores de todo el mundo, y sí­, nos referimos al tí­tulo de las golosinas. Pero la palabra booty deja poco a la imaginación, mostrando ya en el nombre que la cosa va de culos.

El juego en sí­ tiene sus carencias, aunque la mecánica de unir tres o más traseros del mismo tipo engancha, tal y como sucede con Candy Crush Saga. Basta con acceder a la página web y pulsar el botón Play Now (jugar ahora). En ese momento aparece un tablero de 9 x 9 casillas repleto de glúteos de diferentes tipos y, sobre todo, de diferentes colores. Con la misma idea que el juego que ha conseguido triunfar en todo el mundo, en Booty Crush se repite la fórmula al tener que juntar tres o más panderos enmarcados en el mismo tono. Solo moviendo una ficha de un hueco del tablero consecutivo a otro.

booty crush

Eso sí­, más allá de ser un mero entretenimiento para la libido, existe un reto en este Booty Crush. Se trata de conseguir la máxima puntuación posible en un máximo de 20 movimientos, sin que existan otros métodos de juego diferentes. Así­, lo más entretenido será probar la habilidad del jugador y tratar de superarse en la siguiente partida. Todo ello con la opción de compartir la puntuación final y fardar en las redes sociales de ser quien más culos ha juntado. Y sin olvidarse de los potenciadores que se crean al juntar cuatro culos del mismo tipo: la mejor opción para deshacerse de una lí­nea completa.

Como juego tiene sus carencias, y es que se echa en falta algo más de contenido, como más modos de juego, imágenes de traseros más detalladas o algún premio que invite a seguir echando partidas. Pero su mayor fallo es no contar con música de fondo o efectos de sonido que hagan la experiencia más entretenida. Si esperas algún divine después de conseguir una buena cadena de traseros, puedes esperar”¦ sentado.

No hay que perder de vista que se trata de un contenido promocional. Una especie de guiño del servicio Uplust, el Instagram sin pudor para quienes quieren ver algo más que traseros. Una red social de fotografí­a para adultos donde ver toda clase de actos sexuales y partes í­ntimas de la anatomí­a humana sin problemas de censura por enseñar pezones o fotos de desnudos artí­sticos. Con este minijuego el servicio quiere darse a conocer y excitar los sentidos de los usuarios que quieran pasar un rato entretenido moviendo culos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.