stack

¿Quién no ha jugado alguna vez al Jenga? El clásico juego de mesa de habilidad, en el que colocar nuevas piezas una sobre otra en una torre cada vez más inestable se actualiza en la era de lo móviles. Así­ surge Stack, con una propuesta fresca que casa con todos los puntos fuertes de los juegos para móviles del momento: un aspecto visual minimalista y preciosista, un apartado sonoro que hace la experiencia aún más inmersiva y una jugabilidad capaz de enganchar durante horas con el único propósito de superarse a uno mismo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En Stack encontramos un tí­tulo de habilidad en el que colocar piezas una sobre otra para crear la torre más alta posible. Cada plancha se desliza por la pantalla desde un lado al otro, siendo el jugador quien elige el momento más oportuno para pulsar sobre la pantalla y dejarla caer sobre el resto. Este timing o habilidad para encontrar el momento idóneo permitirá que la torre siga creciendo con el mismo ancho que la base, o que parte de las piezas se caigan al vací­o al no encontrar superficie sobre la que depositarse. Es aquí­ donde se haya la dificultad del juego ya que, con constantes fallos, la torre tendrá cada vez menos superficie y será más difí­cil colocar nuevas planchas.

stack

Como decimos, el jugador debe desarrollar una técnica especial para calcular el mejor momento para pulsar sobre la pantalla y dejar caer las piezas. Cuando se consigue colocar una pieza sobre la superficie de otra sin perder ninguna porción, una nota musical y una luz marcan el movimiento del jugador. Si se consigue repetir esta acción siete veces más, al completar la escala musical, la superficie de la torre comenzará a crecer poco a poco con cada nueva pieza. Una forma de ganar terreno y alargar la partida unos cuantos segundos más. Eso sí­, una vez que ha comenzado el proceso de crecimiento de la torre, el movimiento de las fichas es más rápido, dificultando continuar con este proceso. Cuando se vuelve a perder una porción de una pieza, el juego vuelve a su modo normal.

Lo realmente divertido de Stack es probarse a uno mismo y conseguir la mayor altura posible de torre. Algo complicado, y que dará lugar a situaciones casi ridí­culas donde la superficie para dejar nuevas piezas sea poco menos que una estrecha franja. Así­ hasta acabar la partida, cuando sea materialmente imposible continuar la torre.

[youtube]https://youtu.be/GqkpjTb9m0k[/youtube]

En definitiva, un juego de habilidad sin historia ni alardes que distraigan sobre lo que realmente importa en este caso: la jugabilidad y la experiencia. Y es que su aspecto, que recuerda inevitablemente a Monument Valley por sus colores y acabados, ayuda a que el juego sorprenda y enganche a partes iguales a pesar de su sencillez. A parte de esto, será la habilidad del jugador la que marque la altura de la torre. El juego Stack está consiguiendo un notable éxito en Android a través de Google Play Store, pero también está disponible para iPhone y iPad a través de App Store.