dub dash

La música es una parte muy importante en los videojuegos. En algunos, además, más allá de cerrar la experiencia de juego, la componen, siendo parte imprescindible y necesaria para su disfrute y jugabilidad. Esto es lo que ocurre en Dub Dash, donde, sobre un juego de mucha habilidad, premia la música que ayuda a dar cada paso. Un tí­tulo de lo más psicodélico gracias a sus colores y planteamiento, pero que engancha a los jugadores más exigentes que lo prueban.

Se trata de un tí­tulo de habilidad, aunque dentro de las tiendas de aplicaciones sea considerado como acción, y es que el jugador debe de desarrollar una buena técnica para conseguir superar los niveles. Consiste en manejar una rueda que gira sin parar a lo largo de toda suerte de tramos pintorescos llenos de pinchos, precipicios, paneles que se deslizan, y muchí­simas luces de color. Así­, evitando en la medida de lo posible todos estos obstáculos, el jugador debe llegar hasta la meta de cada nivel. Una misión casi imposible.

dub dash

El juego Dub Dash se divide en largos niveles que, a su vez, se subdividen en tramos. Ahora bien, cada nivel debe ser completado del tirón, con un solo intento. Si se falla en el transcurso de la partida, el jugador tendrá que repetirlo desde el mismo principio. Una práctica que obligará a desarrollar paciencia, además de la técnica, pero donde reside el componente adictivo de este juego, junto con su curiosa experiencia musical.

Y es que, siguiendo el ritmo de la música, que procede de DJs ya representativos de otros juegos como Geometry Dash, es más fácil realizar cada giro y pulsación de pantalla. Todo concuerda para que lo que se ve en pantalla y la música cuadre de una forma especial, lo que permite al usuario calcular sus giros y evitar adelantarse o retrasarse en las pulsaciones sobre la pantalla, si sabe llevar el ritmo, claro está.

Lo divertido de Dub Dash, además de la experiencia de juego musical, es que es un juego frenético y muy colorista, y cuenta con diferentes modos durante la misma partida. De esta forma, cada tramo de la misión plantea una jugabilidad distinta. Por ejemplo, es posible pasar de una perspectiva plana donde la rueda sólo puede circular por el carril de arriba y el de abajo según se pulse sobre la pantalla, a otra perspectiva completamente diferente con un punto de vista cenital donde hacerla girar en cualquier dirección a través de un laberinto. Así­ hasta siete modos de juego diferentes que obligan al jugador a estar alerta en todo momento.

Los niveles se actualizan y estrenan cada dí­a de forma aleatoria, lo que hace algo complicado el superarlos en un primer intento. Por eso también existe un modo entrenamiento donde memorizar cada tramo antes de enfrentarse a la prueba real.

En definitiva, un juego completo y muy exigente que gustará a los usuarios más musicales, sobre todo si disfrutan con el estilo dubstep y electrónico. Una experiencia de juego adictiva y de lo más musical para un juego que se puede conseguir gratis tanto para Android como para iOS. Está disponible en Google Play Store y App Store.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.