whatsapp bulo cobro

Los bulos y mentiras sobre WhatsApp o que circulan a través de esta aplicación siguen inundando las conversaciones y chats de todo el mundo. Y es que, ya sea por esos usuarios temerosos de toda la información que les llega, o por quienes no tienen ningún problema en compartir cualquier contenido, este tipo de mensaje acaba corriendo por las conversaciones grupales como la pólvora. Sin importar que se esté extendiendo un rumor o una mentira y desinformando al resto de personas. Algo que vuelve a suceder con el supuesto cobro por cada mensaje de WhatsApp. De nuevo, una mentira que vuelve a aparecer en esta aplicación.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de un mensaje que informa acerca del nuevo cobro de WhatsApp. Éste consistirí­a en empezar a exigir el pago de un céntimo de euro por cada mensaje enviado, tal y como reza el bulo. Una información completamente falsa y que no hace sino despistar a los usuarios más incautos, además de fomentar la difusión del mismo. Y es que el propio mensaje incita a que sea compartido con otros diez contactos. Una acción que muchos están llevando a cabo sin pensar en las verdaderas consecuencias de este acto.

El mensaje muestra el emoticono Emoji de un cí­rculo rojo que simula ser un indicador de información. Así­, afirma que, enviando dicho mensaje a diez contactos, dicha luz se volverá azul, confirmando que ha evitado el nuevo sistema de cobro de WhatsApp. Una mentira detrás de otra que sólo sirve para distribuir este mensaje a través de más chats y conseguir llegar a más usuarios. Incluso cuando el mensaje no roba información ni hace ningún mal más allá de crear incertidumbre entre los usuarios de WhatsApp.

whatsapp bulo cobro

Ante esto, lo principal es utilizar el sentido común. En primer lugar, WhatsApp no informa sobre sus polí­ticas empresariales mediante un mensaje que llega misteriosamente cedido a través de otros contactos. En segundo lugar, los emoticonos Emoji son, precisamente, iconos estáticos, y no otro tipo de indicadores de un pago que ni siquiera está registrado en las polí­ticas de WhatsApp. Por último, no hay que fiarse de las informaciones donde ni siquiera el nombre de la aplicación está correctamente escrito. Tampoco está de más recordar que WhatsApp es una aplicación con un coste de un euro al año, sin otros precios ni compras integradas que varí­en dicha cifra lo más mí­nimo.

Pero la clave principal para evitar este tipo de bulos es la de no reenviar el mensaje, no siquiera por si acaso. Esta acción sólo supone extender el rumor y aumentar la desinformación de más usuarios. Precisamente la misión del propio mensaje creado por algún bromista.

Por ello las autoridades como la Guardia Civil siguen recordando y denunciando estas mentiras a través de su cuenta oficial de Twitter. Algo con lo que informar a los usuarios más crédulos sobre la verdadera naturaleza de este tipo de mensajes, evitando en la medida de lo posible que sean compartidos y acaben engañando a nuevos usuarios. Algo que, de momento sólo tiene el potencial de desinformar, pero que, de ser algún tipo de virus, acabarí­a infectando a miles de usuarios simplemente por el hecho de ceder a las exigencias de lo que pone en un mensaje.