glovo

La economí­a colaborativa sigue ofreciendo muchas aplicaciones prácticas gracias a la tecnologí­a móvil e Internet. Y es que no es sólo una mera forma de ahorrar, también es una forma de prestar servicios de forma rentable. Una moda a la que nuevos tipos de negocios se apuntan o que tratan de encajar. Es el caso de Glovo, una start-up barcelonesa que da el salto a la capital de España para llevar su servicio de mensajerí­a y de recados. Todo ello centrando en ofrecer trabajo flexible a los recaderos que decidan trabajar con ellos, y ofreciendo una forma barata de hacer enví­os o pedir recados a los usuarios de a pie que se cumplen en menos de una hora.

El servicio de Glovo se presta tanto a través de su página web, como mediante sus aplicaciones móviles, por lo que el usuario puede encargarse de llevar un objeto a un lugar concreto, o recibir un pedido en una ubicación diferente estando en cualquier lugar. Todo ello aprovechando las ventajas de la tecnologí­a móvil como es hacer el seguimiento del enví­o o recado, y contactando en cualquier momento con el glover o transportista que se encarga de ello.

glovo

Su funcionamiento es realmente sencillo. Basta con descargar la aplicación y acceder a la web y solicitar un glovo o encargo. Hay dos tipos. Por un lado está el transporte de un objeto (botón Quiero mandar algo), con el que el glover puede recoger la cosa en cuestión y llevarla a un punto concreto. Sólo hay que escoger el punto de origen y el de destino, además de ofrecer detalles del objeto si se desea, y una imagen opcional de él para que el transportista sepa el tipo de objeto de que se trata. Tras confirmar el enví­o, en menos de una hora se realiza el trámite dentro de Madrid o de Barcelona, las ciudades donde está activo este servicio.

Por otro lado está la opción de los recados (botón Quiero pedir algo). En este caso el usuario puede solicitar cualquier tipo de recado. Un tipo concreto de café de Starbucks, ciertas zapatillas de El Corte Inglés, o cualquier objeto concreto que se desee, incluyendo pedidos de comida. Junto con la dirección, la hora y la confirmación del pedido, el usuario ya sólo tiene que esperar menos de una hora para recibirlo en dicho punto de entrega, conociendo la ubicación actual del transportista y de su pedido en todo momento.

glovo

Tras realizarse el glovo o trámite, el usuario puede pagar directamente a través de la aplicación, sin llevar efectivo encima. Además, debe valorar la atención del glover o transportista. Algo realmente importante para mejorar el servicio además de ofrecer un punto de referencia para el pago del sueldo de éstos. Y es que cualquier usuario que sea trabajador autónomo puede ser un glover, solicitando la formación y el uniforme de Glovo para trabajar en sus ratos libres transportando y realizando pedidos.

En cuanto a los costes de este servicio, Glovo aplica una tarifa fija de 5,50 euros por cada enví­o o recado. Un coste que aumenta en 2,75 euros por cada nueva parada o visita que se deba realizar para completar el pedido. Todo ello teniendo en cuenta que es podido solicitar este servicio de 8 de la mañana a 12 de la noche, aunque ya trabajan en poder ampliar este horario las 24 horas.

En definitiva, un servicio de mensajerí­a para utilizar desde el móvil que destaca por la posibilidad de solicitar cualquier tipo de recado por una tarifa fija de poco más de 5 euros. Algo que ya se puede aprovechar tanto en Barcelona como en Madrid. La aplicación de Glovo está disponible tanto en Android como en iPhone, y se puede descargar gratis a través de Google Play y App Store.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.