battle golf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los juegos de golf han estado más o menos presente en la historia de los videojuegos. Ya sea por tratar de representar este deporte, como mera promoción de los golfistas más destacados, o como una forma de diversión directa en su versión mini. Ahora, la desarrolladora Kappsule da una vuelta de tuerca a este deporte y lo transforma en un juego de habilidad de lo más curioso y vistoso. Así­ presenta Battle Golf, donde los elementos del golf están presentes, pero en una mecánica un tanto distinta a la habitual.

Se trata de un juego en el que desarrollar la habilidad y cálculo mental de espacios, fuerzas y trayectorias. Y es que el jugador debe practicar su swing apuntando y calculando la fuerza necesaria para colar la pelota en el hoyo en un solo golpe. La dificultad llega al plantear escenarios cambiantes donde el green nunca está en el mismo lugar, debiendo recalcular los golpes para tratar de no perder tiempo con numerosos intentos en un solo hoyo.

battle golf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bajo esta premisa, Battle Golf presenta una jugabilidad realmente rápida y adictiva. A ello ayuda que sus partidas sean de sólo un minuto, buscando que el jugador trate de superarse y mejore su marca personal en cada ocasión. Sólo hay que conseguir el mayor número de hoyos en ese tiempo. Una misión difí­cil si tenemos en cuenta que ninguna partida es igual que la anterior. Y es que el escenario cambia completamente cuando, cual dama del lago en la leyenda artúrica, los greens u hoyos surgen del agua a diferentes distancias y alturas cada vez que se consigue un tanto. Algo que obliga a recalcular el swing, y que suele generar una mecánica de ensayo y error hasta lograr el golpe perfecto. Todo ello con la presión del tiempo corriendo para acabar la partida.

Eso sí­, cada hoyo suma cinco segundos más al tiempo del contador, por lo que el jugador experimentado puede dar de sí­ el minuto inicial y lograr superar su marca, siempre y cuando ningún hoyo se le atragante. Y es que, aunque la inclinación del terreno suele ayudar a que la pelota entre prácticamente sola, algunos golpes requieren de más habilidad. Sobre todo aquellos en los que hay que acertar en la cabeza de un pulpo o una ballena. Una genialidad que pone la guinda a este juego en su modo individual.

[youtube]http://youtu.be/WDSDzuIJpxU[/youtube]

Pero no hay que olvidarse de que Battle Golf también cuenta con un modo para dos jugadores desde el mismo terminal. En este caso dos usuarios se enfrentan al mismo tiempo por hacer par en estos escenarios. Lo divertido es que el juego sucio está permitido, pudiendo golpear con la pelota al contrincante para conseguir dejarlo inconsciente durante unos valiosos segundos para tratar de acertar en el hoyo. Todo ello con la misma mecánica: pulsar un botón una vez para establecer la dirección del golpe, y de nuevo para calcular la potencia.

En definitiva, un juego sencillo y directo que divierte y engancha desde el primer segundo. Eso sí­, puede pecar de sencillez, pero resulta realmente divertido para jugar en compañí­a. Todo ello con un aspecto visual pixelado y retro de lo más atractivo. Pero lo mejor es que Battle Golf se puede descargar gratis tanto para Android como para iOS a través de Google Play y App Store.