obscuracam

Los smartphones han promovido una nueva tendencia en la que los usuarios pueden retratar todo su entorno con fotos y ví­deos cómodamente. Claro que esto puede chocar directamente con la privacidad si estos contenidos acaban en las redes sociales. Personas que aparecen al fondo de nuestras imágenes o caras de menores que no deberí­an estar publicadas en lugares públicos. Pero es que, sin una herramienta que ayude a proteger la privacidad, es necesario tener nociones de edición de fotos para eliminar o bloquear dichos rostros con un ordenador. Hasta ahora.

Gracias a la aplicación ObscuraCam el usuario móvil cuanta con una herramienta automatizada para preservar la privacidad de aquellos rostros que se cuelan en las imágenes y en los ví­deos del usuario. Una herramienta destinada a la protección que también cuenta con otros extras tan interesantes como eliminar los metadatos o información adjunta de la fotografí­a que suele revelar dónde fue tomada o cuándo se capturó dicho momento. Una buena opción para protegerse si se quiere publicar algo en las redes sociales o si se desea pixelar rostros cómodamente.

obscuracam

Se trata de una aplicación de edición que sorprende por su automatización del proceso. Y es que ObscuraCam prácticamente lo hace todo sola, necesitando únicamente que el usuario elija el contenido a retocar. Basta con iniciarla y elegir entre tomar una nueva imagen con la opción New Picture, elegir una desde la galerí­a con  Obscure Photo o, incluso, escoger un ví­deo previamente grabado con el botón Obscure Video. Casi como cualquier otra aplicación de fotografí­a.

Lo interesante de ObscuraCam es que cuenta con un software de reconocimiento de rostros, que es precisamente lo que le otorga ese automatismo. Así­, detecta las caras que aparecen en una imagen tomada al instante o desde la galerí­a para aplicar un recuadro que pixela y salvaguarda la privacidad de esa persona. Además, el usuario puede pulsar sobre el recuadro para abrir un menú contextual y elegir la forma de bloquear los rostros: ya sea mediante un cuadrado negro que impida cualquier tipo de visión, un pixelado traslúcido que ayude a deformar el rostro sin eliminar los colores ni llamar tanto la atención sobre la imagen, o incluso colocar unas gafas y nariz falsos. Una opción, esta última, que dista mucho de ser efectiva, ya que no hay forma de ajustarlo al rostro si no se mira de frente a cámara.

obscuracam

Una vez bloqueados los rostros de las personas que aparecen en la imagen o el ví­deo, la aplicación crea una nueva imagen sin detalles de ubicación, hora u otras cuestiones que las fotografí­as sí­ suelen llevar en su interior, siempre con la opción de eliminar la imagen original.

En definitiva, una herramienta cómoda y sencilla para proteger a aquellas personas que lo necesitan en las imágenes que se comparten en redes sociales. Todo ello de forma casi automática y con caracterí­sticas extra que gustarán a los más celosos de su intimidad. Lo mejor es que ObscuraCam es completamente gratuita. Eso sí­, sólo está disponible para Android a través de Google Play.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro